Obligan a un operador europeo a identificar a usuarios de una red pirata anónima

Operadores

El grupo holandés BREIN trabaja activamente en acabar con la piratería en Internet con todas las medidas posibles que tienen a su alcance. Este grupo, además, es uno de los pocos que persigue y analiza a los piratas en redes Usenet, que a día de hoy todavía cuentan con millones de usuarios diarios.

Usenet: una red anónima no tan anónima

Uno de los principales objetivos de BREIN es acabar con los usuarios que más suben y comparten archivos en redes P2P. Una vez consiguen identificar a uno de estos usuarios, intentan utilizar todos los métodos legales posibles para revelar sus datos personales.

En uno de estos intentos, BREIN solicitó a Eweka, un operador de Usenet, que le dieran información personal de uno de sus clientes, pero el operador no dio su brazo a torcer argumentando que es un intermediario neutral y que prefería que un juez determinará qué es lo que debían hacer. El año pasado el operador se vio obligado a dar datos personales después de que un juez lo determinara.

upload-p2pAhora, un nuevo juicio ha determinado una resolución similar, pero no sólo para el cliente en concreto cuyos datos quería BREIN, sino que a partir de ahora deberá dar siempre los datos que se pidan de sus usuarios. Bajo la legislación holandesa, los operadores pueden ser obligados a dar datos personales de sus clientes si están realizando una actividad ilegal demostrable y la parte afectada tiene un interés legítimo en obtener esa información.

Podría estar infringiéndose la ley de protección de datos europea

El usuario en concreto del que BREIN quería la información se hacía llamar “Bandfan69”, y había subido a Usenet 9.538 archivos que contenían material que infringía los derechos de autor. BREIN consiguió el nombre de usuario a través de las cabeceras de los binarios de los archivos que subía, ya que en Usenet, a diferencia de en redes P2P, la identidad de los usuarios está completamente oculta. En P2P, la IP del usuario es conocida.

The Pirate Bay

El grupo antipiratería está encantado con esta resolución porque refuerza su posición en casos donde soliciten información a operadores. En la mayoría de los casos muchos operadores suelen facilitar los datos, y en el caso de que no quieran, el juez les acaba obligando a hacerlo si realmente hay una solicitud formal y con fundamento detrás. Así, se está dando acceso organizaciones privadas como BREIN de datos confidenciales, lo cual podría incumplir la normativa de protección de datos de la Unión Europea.

El tribunal que obligó a Eweka a ofrecer los datos a BREIN también obliga al operador a pagar una multa de 1.500 euros, enfrentándose a una pena mayor de 1.000 euros diarios con un máximo de 100.000 euros si no le da la información a BREIN. De esta manera, es probable que ningún operador se vaya a negar más a dar datos de sus usuarios cuando grupos como BREIN lo soliciten, siendo esta una victoria para la industria y una derrota para la libertad de los usuarios en la red.

Escrito por Alberto García

Fuente > TorrentFreak