No abras el mail de Carrefour Pass si no lo esperabas, es phishing

Virus

Si te ha llegado un mensaje de correo electrónico de Carrefour Pass que tú no esperabas, mejor que no lo abras porque es una reciente campaña de phishing. Ha informado sobre ello la Oficina de Seguridad del Internauta, y según explican en él se alerta sobre supuestos problemas con la tarjeta de crédito de la cadena Carrefour, pero no es más que una técnica de suplantación de identidad para robar al consumidor los datos correspondientes y, evidentemente, los fondos de la misma.

Las campañas de phishing se han vuelto peligrosamente populares, y básicamente consisten –la mayoría- en un mensaje de correo electrónico suplantando la identidad de una compañía para, como en este caso, hacernos creer que debemos facilitar datos bancarios. Todo esto se solicita haciéndonos pensar que se trata de la entidad real, en la que sí podemos confiar, y consiguiendo nuestros datos bancarios –en este caso de Carrefour Pass-, es como pueden robar los fondos de que disponga la víctima. La presentación del mensaje es usando los estilos típicos de Carrefour, e incluso imitando su página web si llega el caso.

phishing

No abras el mail de Carrefour Pass, y cuidado con los enlaces en los que pinchas

Puede que te llegue un mensaje de correo electrónico de Carrefour Pass que sí sea real, claro que sí, pero en ese caso será por alguna solicitud en su web, por ejemplo. Pero en este caso el mail llega sin haber pedido nada a la entidad. Y como nos recomiendan desde la Oficina de Seguridad del Internauta, antes este tipo de amenazas hay que evitar ofrecer datos como el nombre de usuario, contraseña y datos de tarjeta. En caso de hacerlo hay que modificar la contraseña cuanto antes y solicitar el bloqueo de la tarjeta de crédito a través de una llamada a la compañía.

Los consejos que debemos seguir, para que estas cosas no ocurran, es eliminar directamente los mensajes de correo electrónico de desconocidos o que no hayamos solicitado, y no responder a los mismos. Igualmente debemos tener precaución con los enlaces que llegan a través de mensajes de correo electrónico, y comprobar el destino al que nos envían. Además, por supuesto, siempre debemos tener cuidado con los archivos adjuntos que vienen en un mensaje de correo electrónico, y examinarlos con el antivirus.

Escrito por Carlos González

Fuente > OSI