Cuidado con Xiaomi, hasta su CEO admite que 3 de cada 10 son imitaciones

Telefonía

Prácticamente desde sus primeros pasos, Xiaomi ha sido tachada de ‘imitar’ a Apple. Y sea cierto, o no lo sea, donde sí hay una gran verdad es en que a Xiaomi le han salido sus propios imitadores. La compañía está creciendo a pasos de gigante incluso en los mercados en los que no tiene presencia de forma directa, y en su tierra natal es de sobra conocido que las imitaciones son frecuentes. Pero claro, los estándares de calidad y seguridad de China, de las marcas ‘locales’ que no salen a otros mercados, suele brillar por su ausencia. Así que las imitaciones son baratas, pero peligrosas para el consumidor.

A nuestro país Xiaomi sólo llega a través de la importación, y el consumidor tiene que fiarse de la reputación del importador, que puede ser un pequeño o gran comercio. Los hay que es perfectamente sabido que lo hacen correctamente, como GearBest, pero también hay pequeñas tiendas físicas repartidas por España que, en algunos casos, importan con el modus operandi de un particular cualquiera. Y sí, existe el riesgo de que te cuelen una imitación, en lugar de un Xiaomi original con sus mínimos de calidad y seguridad. Es algo que ha aceptado su propio CEO, Lei Junm, que está al frente de la compañía desde que Hugo Barra migrase a Facebook.

xiaomi

Xiaomi reconoce el riesgo: 3 de cada 10 móviles son imitaciones, y no productos originales

El problema por el que pasa Xiaomi está en que el 30% de los móviles ‘Xiaomi’ que vemos no son originales, sino que son imitaciones de sus modelos. Es decir, que como le ocurre a Apple o a Samsung, tienen imitadores; pero ellos en un volumen notablemente superior, y con presencia en decenas de mercados a nivel internacional. Además, en tanto que Xiaomi no opera en Europa de forma directa –salvo en algunos países, y sólo con accesorios-, son perfectamente conscientes de que los importadores pueden caer en el error de comprar y distribuir en sus países las imitaciones de Xiaomi, en lugar de los productos originales.

Hay que tener cuidado, y lo único que pueden hacer los consumidores es comprobar quién lo vende como única garantía de que le entregará un modelo original de Xiaomi, o por el contrario le podría ‘colar’ una de estas copias. Las prestaciones podrían ser similares, pero en las imitaciones se desconoce si componentes como la batería, o la propia circuitería, son igual de seguros que en los dispositivos originales de Xiaomi.

Escrito por Carlos González

Fuente > FT