Europa pedirá a Facebook, Google o Twitter que modifiquen sus términos de servicio

Actualidad

La relación entre Europa y las principales tecnológicas de Estados Unidos siempre suele ser algo tensa. Aquí deben adaptar sus normativas y formas de actuar a la legislación del Viejo Continente, algo que suele generar roces y fricciones (derivando en importantes multas en muchos casos). Ahora, conocemos que las autoridades europeas que velan por la protección de los consumidores, pedirán a las compañías como Facebook, Google o Twitter que modifiquen sus términos de servicio en el plazo de un mes. En caso de no realizarlo, se exponen a multas.

Las autoridades de protección de los consumidores se pusieron en contacto con estas empresas en el mes de diciembre del año pasado para pedir la modificación de algunos aspectos de sus términos de servicios. Estos estarían incumpliendo las normas de Derecho de la Unión Europea en relación con la protección de los consumidores. Todo ello buscaría evitar el fraude y las estafas en sus portales.

Europa de nuevo contra Facebook, Google o Twitter

Entre los términos de servicio que no convencen a Europa, encontramos clausulas como la de impedir a los usuarios que vayan a la justicia de sus países de referencia. En su lugar, deberán acudir a la Corte de California donde las compañías están radicadas para cualquier cuestión legal que quieran denunciar.

europa-y-estados-unidos

Otros ejemplos que molestan a Europa pasan por no identificar correctamente el contenido patrocinado, obligar a los usuarios a renunciar a derechos básicos como el de cancelar un contrato o un excesivo poder sobre la idoneidad del contenido subido o generado por los propios usuarios.

En el caso de Google, las preocupaciones están relacionadas con su red social Google+. Por el momento, ninguna de las compañías “afectadas” ha querido realizar declaraciones al respecto. Hasta la fecha, estas han propuesto soluciones para solventar estos problemas, discutiéndolos con las autoridades competentes ayer jueves.

Las autoridades de protección de los consumidores cuentan con el apoyo de la Comisión Europea y no dudarán en imponer sanciones en caso de no recibir soluciones satisfactorias con respecto a sus peticiones. No es la primera vez que ocurría esto con los diferentes casos de roces vividos entre las tecnológicas americanas y las autoridades europeas.

Por el momento, seguiremos pendientes del asunto para intentar conocer las propuestas de Facebook, Google o Twitter con respecto a la modificación de sus condiciones de uso y términos de servicio.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > reuters