Windows 10 pierde cuota de mercado en febrero: ¿qué le pasa?

Windows 10 es, probablemente, el mejor sistema operativo que ha hecho Microsoft, añadiendo nuevas y prácticas funciones cada poco tiempo. A nivel personal, es el sistema operativo de Microsoft con el que menos problemas y fallos he tenido. El problema es que ese no parece ser el caso entre otros usuarios, habiendo perdido Windows 10 cuota de mercado en sistemas operativos en este último mes.

Windows 10 pierde usuarios mientras Windows 7 gana

Esto sólo había ocurrido una vez antes, el pasado mes de agosto de 2016, cuando se acabó el periodo de actualización gratuita desde otros sistemas operativos. En ese mes, la cuota de mercado de Windows 10 pasó del 22,9% a 22,53%. Ahora, la caída ha sido del 25,3% al 25,19%. Mientras, en el mismo mes de febrero, Windows 7 ha subido del 47,2% al 48,41%, más de 1,2 puntos porcentuales.

windows-10-logo-exit

A pesar de la agresiva campaña que Microsoft hace de Windows 10, que todavía se pueda actualizar de manera gratuita si se hace con la excusa de necesitar usar los servicios de accesibilidad del sistema operativo, y que los ordenadores que aparecen nuevos en el mercado utilizan la última versión de Windows, los usuarios hacen lo posible por utilizar Windows 7. Esto sorprende debido a que Microsoft tiene puestos todos sus esfuerzos en Windows 10, y además de encontrarse en los ordenadores que se venden, las empresas cada vez instalan más ordenadores con este sistema operativo.

De hecho, Microsoft tenía pensado alcanzar los mil millones de dispositivos con Windows 10 a finales de 2017, pero es probable que tengan que acabar revisando esa cifra y posponer unos cuantos meses alcanzar tal número de dispositivos, después de que la adopción de Windows 10 se ralentizara al eliminar la actualización gratuita. Según los datos de NetMarketShare, desde agosto de 2016, Windows 10 sólo ha crecido un 3%.

windows 10 cuota mercado febrero 2017

De cara a los próximos años esto tenderá a disminuir, ya que los últimos procesadores AMD Ryzen e Intel Kaby Lake no son compatibles con Windows 7 al no haber drivers diseñados para ellos, por lo que utilizar esa versión con los nuevos procesadores genera incompatibilidades y problemas de rendimiento y estabilidad.

Por suerte, sistemas operativos más antiguos como Windows XP siguen perdiendo cuota (del 9,17 al 8,45%), a pesar de la pequeña subida que tuvo el pasado mes de noviembre. Windows 8.1 también pierde cuota, siendo una opción interesante a medio camino entre Windows 7 y Windows 10, con algunas mejores que también tiene este último respecto a Windows 7, y que además tendrá actualizaciones de seguridad durante mayor tiempo.

Veremos si esta tendencia cambia en los próximos meses. Normalmente las variaciones de mes a mes suelen ser muy bajas, pero es sorprendente la subida de este mes en Windows 7, unido a la bajada de Windows 10. Veremos qué tal le sienta el lanzamiento de Creators Update en el mes de abril a Windows 10, con el fin de añadir más e interesantes funciones, como una seguridad mejorada con Windows Defender.