Cómo echar a los intrusos de tu red WiFi con un clic

Cómo echar a los intrusos de tu red WiFi con un clic

Carlos González

Si tienes configurada la contraseña predeterminada en tu red WiFi, entonces es realmente sencillo conectarse a tu router y aprovechar tu conexión a Internet. Los ‘intrusos’ lo hacen con lo que se denomina ataque de repositorio. Pero evidentemente, no es la única forma posible para acceder a una red WiFi de forma no autorizada, y la cuestión es cómo nos deshacemos de esos intrusos. Pues bien, entre las múltiples formas que hay de eliminar a los ‘ladrones de WiFi’, la que nos ocupa en esta ocasión es la más fácil y rápida que podemos encontrar, probablemente.

Podríamos eliminar a los intrusos WiFi accediendo a la configuración de la red o de la puerta de enlace a la conexión, pero hay una forma muy sencilla, mucho más que esto. Y consiste, básicamente, en instalar un programa que se encarga de monitorizar las conexiones activas y mostrarlas en un panel de control desde el cual, con un simple clic, podemos desconectar a los instrusos de forma temporal o definitiva, además de restablecer la conexión al dispositivo seleccionado en caso de que nos hayamos confundido. ¿Cuál es ese programa? El siguiente.

netcut

NetCut, el mejor programa para desconectar de nuestra red WiFi a los intrusos

Lo primero que haremos será descargar Netcut y ejecutar el asistente de instalación que, por otro lado, instalará WinPcap. Una vez instalado se ejecutará el programa y empezará a examinar la red local en busca de todas las conexiones activas, los dispositivos que están conectados a nuestra puerta de enlace que, del mismo modo, saldrá reflejada con la dirección 192.168.1.1, o la que corresponda según la configuración de nuestra red. Además de esta información anterior, también podremos ver al lado de la dirección IP asignada para cada dispositivo, la información de identificación que corresponda al ordenador desde el que se ejecuta el programa.

Sólo hay un problema, y es que no aparece identificado qué dispositivo corresponde a cada dirección IP, pero evidentemente podemos ir probando cuál se desactiva y es nuestro, y cuál es ajeno. Para desconectar a los intrusos de nuestra red WiFi, sencillamente tendremos que seleccionar con un clic la dirección IP que queremos ‘banear’ de la red y, a continuación, clicar de nuevo sobre la opción Cut Off (Ready). Hecho esto, el dispositivo desconectado seguirá mostrando la conexión WiFi activa, pero no se enviarán ni recibirán paquetes de datos, luego estará desconectado del tráfico y, por tanto, no podrá mermar nuestra velocidad de navegación o atacar contra la red. Para devolverle la conexión, únicamente hay que pulsar Resume.