¿Es posible recuperar una contraseña perdida de un RAR o ZIP?

Escrito por Roberto Adeva
Software

Hoy en día es algo muy habitual comprimir uno o varios archivos para poder enviarlos, compartirlos o simplemente guardarlos. Para ello, existen un montón de herramientas que nos permiten hacerlo y que crean archivos con los formatos más populares como .ZIP o .RAR. En determinadas ocasiones, es conveniente proteger el archivo comprimido que enviamos o nos envían con una contraseña para posteriormente tener acceso a él únicamente si sabemos la clave que lo protege y así evitar que nadie pueda tener acceso aunque caiga en manos de extraños.

Sin embargo, tal y como ocurre siempre que utilizamos una contraseña para acceder a algún contenido, cuenta o en este caso archivo, es posible que la hayamos olvidado o perdido y no podamos tener acceso el archivo en cuestión. Cuando se trata de algún servicio o cuenta, lo normal es que podamos realizar un proceso para la recuperación o cambio de la misma, pero en el caso de que se nos olvide la contraseña que protege un archivo comprimido la cosa cambia, y bastante.

wrong-password-behaviour-featured3

En esta ocasión se nos complica la cosa, ya que no resulta fácil poder recuperar la contraseña de un archivo ZIP o RAR. Es entonces cuando surge la duda de si es posible o no recuperar este tipo de contraseñas de algún modo. Lo cierto es que la respuesta exacta sería depende, ya que son varios los aspectos que pueden determinar si finalmente vamos a poder recuperar o no este tipo de contraseñas.

Existen algunas herramientas que han sido diseñas con este objetivo, pero aun así, es posible que en algún caso no consigan recuperar la contraseña perdida. Aunque algunas de las más potentes son de pago, existe una bastante buena que puede utilizarse en su versión de prueba gratuita para recuperar la contraseña perdida u olvidada de un fichero comprimido. Nos referimos a ARCHPR, que aunque no es gratuita si ofrece una versión de prueba antes de decidirnos a comprarla.

Al igual que otras herramientas de este tipo, ARCHPR se basa en realizar distintos tipos de ataques para adivinar la contraseña de acceso y conseguir abrir el fichero comprimido. Uno de ellos es el de fuerza bruta, un método para tratar de averiguar todas las combinaciones posibles de contraseña hasta dar con la correcta. Para que este método funcione, vamos a tener que acotar lo máximo posible las características de la contraseña, es decir, indicar si estaba compuesta únicamente por dígitos, la longitud, si contenía caracteres especiales, etc.

contraseña perdida de un archivo RAR o ZIP

Si además, nos acordamos de cómo empezaba o cómo terminaba, podremos conseguir que ARCHPR consiga darnos acceso al fichero protegido, si no es así, puede que el proceso dure tanto tiempo que finalmente nos demos por vencidos y no consigamos recuperarla.

Otro tipo de ataque mediante el cual ARCHPR intenta recuperar la contraseña perdida es el famoso ataque por diccionario, que como su propio nombre indica, utiliza un diccionario de palabras para llevar a cabo su cometido, es decir, utiliza un diccionario con palabras frecuentes y el programa automáticamente va comprobar una a una para descifrarlas.

El ataque de máscara permite crear una máscara de flexibilidad para especificar la posición exacta de un cierto carácter, si van en mayúsculas o minúsculas, etc. Por lo tanto, la capacidad de recuperación de una contraseña olvidada, va a depender del tipo de ataque que ejecutemos, según la herramienta que utilicemos para ello, y de todo aquello que recordemos de la misma para que los ataques sean lo más efectivos posibles. De cualquier otra forma, vamos a encontrarnos con procesos eternos que no van a poder ser resueltos en un plazo de tiempo aceptable.

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • luismg

    un ataque fuerza bruta con cuda, esa es la solución

  • Francisco

    Si la contraseña es larga y combinas mayúsculas, minúsculas, numeros y comas espacios,etc… Es imposible en tiempo necesario, bueno mas bien te puedes tirar unos 200 años siendo muy generoso y esto con el ordenador más potente