La Unión Europea declara ilegal que Reino Unido espíe a sus ciudadanos

Operadores

Reino Unido aprobó recientemente una ley que obligaba a los operadores de telecomunicaciones británicos a recopilar y almacenar todos los datos que recibieran de sus usuarios durante un año como un por motivos de seguridad nacional. Esta ley se llama Investigatory Powers Act, aunque es más conocida en el ámbito popular como Snooper’s Chart (Ley del Fisgón).

Mazazo contra las leyes espía

A pesar de haber sido aprobada por el parlamento inglés, la Unión Europea ha determinado que la retención de datos por parte de los operadores es ilegal, echando así un jarro de agua fría sobre una de las leyes que más controversia había causado en el Reino Unido. Esto es debido a que esta ley daba potestad a los operadores para guardar los dominios que visitaban los usuarios en Internet, violando claramente la privacidad de los mismos.

Son muchos los políticos británicos que se oponían a esta ley, y éstos tienen ahora a la Unión Europea como apoyo, ya que esta misma mañana el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha determinado que los países no pueden imponer leyes a los proveedores de Internet para que retengan información de los usuarios, quedando esta opción disponible sólo para casos extremos de crímenes graves.

El caso fue llevado originalmente a los tribunales europeos por el operador sueco Tele2, seguido de miembros del Parlamento Británico como Tom Watson o David Davis. En total, son hasta ahora 48 agencias gubernamentales las que pueden solicitar cualquier dato de los usuarios a los operadores. Además de que sólo se podrán recopilar en un limitado número de casos relacionados con crímenes, estos casos deberán ser vigilados al milímetro, ya que ahora hay prácticamente manga ancha para que la información se aporte a cualquier autoridad que lo solicite.

reino-unido-espia

La resolución del TJUE se refiere principalmente al acto de almacenar los datos de los usuarios, mientras que no se pronuncia sobre el asunto de la vigilancia activa sobre los usuarios; es decir, el espionaje. Aun así, la resolución servirá para que la ley se reexamine, al menos durante el tiempo que el Reino Unido siga siendo miembro de la Unión Europea, ya que en cuanto el país salga de la Unión, lo que diga la UE no tendrá ningún valor allí.

Edward Snowden destapó cómo funciona el espionaje gubernamental

Fue Edward Snowden en 2013 el que destapó cómo funcionaban los programas de vigilancia de los gobiernos, los cuales establecían una línea prácticamente invisible entre la seguridad y privacidad en un país. A cambio de potenciar la primera, se sacrificaba la segunda. Desde hace ya varios años el Reino Unido trabajaba en la ley que entro en vigor hace tan sólo unas semanas, después de años de disputas entre los ciudadanos y entre los propios parlamentarios del Parlamento Británico.

De esta manera, las autoridades británicas tendrán que pedir autorización judicial antes de espiar a un usuario concreto para no violar las leyes de la Unión Europea, es decir, volver a lo que había antes de que esta ley espía fuera impuesta el pasado mes de noviembre.

Escrito por Alberto García

Fuente > Ars Technica

Continúa leyendo
  • nova6k0

    Esa ley creada por retrógrados mentales, era de lo peor que se vio en Europa, sobre espionaje y violación de la privacidad y la intimidad.

    Además la privacidad y la intimidad, y la libertad de expresión e información son derechos humanos, que no pueden ser cortados para ver lo que descarga la gente. Ya que lejos de lo que mucha gente cree de que estas leyes se usan para casos de terrorismo o delitos contra menores, lo cierto es que buena parte de usan para ver si se descargan contenidos protegidos por copyright. Y eso no es un delito grave y mucho menos muy grave o de extrema gravedad.

    Salu2

  • Felipe Lotero

    Y si los británicos se largan de la Unión Europea le van a hacer muuucho caso a la resolución esa (el mismo que hacen a las resoluciones de los organismos internacionales cuando no les dan la razón a estos hijos de la Gran Bretaña, o sea: ninguno)