Dos jóvenes detenidos por filtrar información personal de 30.000 agentes del FBI

Software

El pasado mes de abril, El Pentágono llevaba a cabo su programa de recompensas para encontrar errores de seguridad en su sitio web, un evento que realizaba en asociación con HackerOne, varios piratas informáticos e investigadores de seguridad y en el que pagaron un total de 150.000 dólares por encontrar errores importantes de seguridad.

Sin embargo, parece que dos supuestos participantes en este programa, podrían haber aprovechado sus conocimientos y accesos para recopilar cierta información privilegiada que posteriormente ha sido utilizada con ninguna buena intención. Se trata de dos jóvenes de 22 y 24 años de edad y residentes en Carolina del Norte, que este pasado jueves han sido detenidos por el FBI puesto que habrían sido los responsables de filtrar información personal de más de 30.000 empleados del FBI.

información personal de agentes del FBI

Estos dos jóvenes, Andrew Otto y Justin Gray Liverman, conocidos con el sobrenombre de Incursio y D3f4ult podrían pertenecer a un grupo de hackers llamado Crackas with Attitude y se les acusa de haber tenido acceso a las cuentas privadas de varios altos cargos del gobierno de Estados Unidos, así como a otros miembros de sus familias como sus propias mujeres. Una información que posteriormente habría sido utilizada para publicar información de carácter negativo en Internet.

Durante un periodo también podrían haber llegado a suplantar a algunos funcionarios del gobierno estadounidense, lo que les habría dado la posibilidad de conseguir el acceso a las cuentas de los altos cargos. Incluso podrían haber llegado a realizar algunas llamadas de carácter intimidatorio a sus víctimas y familiares.

hackers

Uno de los afectados por el robo de esta información ha sido el propio jefe de la CIA, que vió como fueron publicados algunos de sus correos electrónicos personales que contenían información privada. Todo esto habría ocurrido entre el mes de octubre de 2015 y primeros meses de este año 2016, momento en el que al menos uno de ellos, Justin Gray Liverman, habría participado en el programa de recompensas de El Pentágono, tal y como decía en su perfil de LinkedIn.

Ahora, los dos jóvenes han sido detenidos y tendrán que responder a muchas preguntas sobre su actividad y la posible relación con el grupo de hackers al que se les une y en el que estarían implicados otros tres adolescentes.

Quizás te interese…

El FBI sigue en sus trece: hay que tapar la webcam con cinta adhesiva

Esta llave para el arranque seguro de Windows es lo que siempre quiso tener el FBI

Tor mejorará su seguridad para evitar los hacks del FBI

Escrito por Roberto Adeva

Fuente > Techworm

Continúa leyendo
Comentarios
4 comentarios
  1. Anónimo
    Usuario no registrado
    17 Sep, 16 1:41 pm

    Hablando en general de todos los gobiernos y fuerzas policiales de cualquier pais del mundo, si bien es cierto que es un tanto malo publicar informacion relevante hacerca de algunos agentes que realizan su trabajo arriegandose; tambien es cierto que alguien debe vigilar al vigilante, para toda accion hay una reaccion igual y opuesta, sobre todo despues de toda la mierda que se ha descubierto que hacen los gobiernos de todo el mundo. Como alguien decia el patriotismo es la escusa de los deprabados, y es que estos que se hacen llamar patriotas son los peores y utilizan cualquier cosa como escusa para justificar sus actos.

  2. Pedro
    Usuario no registrado
    17 Sep, 16 3:43 pm

    Si aprendes a escribir… mejor te será.
    Los discursitos después.
    No hay de qué !

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      17 Sep, 16 4:23 pm

      +1

  3. Unoqueva
    Usuario no registrado
    17 Sep, 16 9:08 pm

    Qué hipocritas asquerosos son los yankis; si ellos espian, todo esta bien, si a ellos les espian, ponen el grito en el cielo y demonizan a los culpables. Pues yo me alegro de lo que han hecho, y de lo que hizo Snowden, y Asange, y todos los hackers que ponen al descubierto las maquinaciones del pais más espia y confabulatorio del mundo. ¡ Tomad un poco de vuestra misma medicina, miserables !