Estados Unidos revoluciona el campo de batalla con baterias que se cargan al andar

Ciencia

La guerra actual es cada vez más digital. Lo vemos en el uso de drones no tripulados, y soldados que usan multitud de dispositivos electrónicos para tener ventajas en el campo de batalla, como comunicación, navegación, u ópticas, como gafas de visión nocturna.

Aunque la guerra sea triste y haya que evitarla siempre a toda costa, es cierto también que muchas novedades tecnológicas que usamos día a día vinieron inicialmente de investigación y desarrollo cuyo fin era matar. Inventos tales como el GPS, la cinta adhesiva, los microondas (descubiertos casi accidentalmente), los mismísimos ordenadores, y un larguísimo etcétera.

powerwalk-kinetic-generator-5

Ahora, Estados Unidos se ha interesado por un producto creado por Bionic Power Inc., una empresa de Vancouver que ha desarrollado un sistema que permite cargar baterías al andar.

La Secretaría de Defensa ha firmado un contrato por 1.25 millones de dólares para que la empresa le provea de algunas unidades del producto, y así poder realizar pruebas de campo.

El dispositivo en concreto, llamado PowerWalk, permite reducir sustancialmente el peso que tienen que llevar los soldados, ayudando así a evitar problemas de espalda y de rodillas. Esta reducción de peso es vital, ya que los soldados llevan normalmente entre 7 y 9 kilos de baterías encima. Esto permitiría reducir la cantidad de las baterías hasta incluso una quinta parte, junto con la ventaja de no tener que depender del reabastecimiento en una base cercana. Gracias a esto, las misiones pueden ser más largas y el soldado tendría una mayor independencia en el campo de batalla.

powerwalk-kinetic-generator-4

Las baterías generan entre 10 y 12 vatios. Andando durante una hora se puede generar suficiente electricidad para recargar cuatro smartphones.

El sueño de llevar un exoesqueleto como los de Matrix o los del videojuego Lost Planet está más cerca. El PowerWalk se pone en las piernas del soldado, y usa una tecnología similar a la que utilizan los coches híbridos. Gracias a un software que lleva, permite analizar la forma de andar del soldado y así aprovechar de manera más eficiente la energía que se recolecta al andar.

powerwalk-kinetic-generator-6

El primer cuerpo militar en probar esta tecnología será el cuerpo de Marines, y lo hará a partir de mediados del año que viene. Habrá que seguir esta tecnología de cerca, ya que, si se reduce su tamaño, puede ser muy útil para el día a día, y tener una aplicación generalizada por parte de los usuarios.

Quizá te interese…

Rusia comienza a reemplazar a los soldados por robots en su ejército

Las armas nucleares de EEUU se controlan con ordenadores de los 70, Windows 3.1 y disquetes

Hyundai presenta su “traje de Iron Man” para levantar grandes pesos sin esfuerzo

Escrito por Alberto García

Fuente > Bionic-Power