Cae una trama que suplantaba a clientes para estafar móviles de sustitución de alta gama

Actualidad

La Policía Nacional ha puesto fin a una trama que tenía como objetivo la sustitución de múltiples smartphones de alta gama supuestamente averiados y mediante la cual se habrían estafado casi 140.000 euros a las compañías de telefonía. Dos personas, comerciales de tiendas de telefonía han sido arrestados en Valencia, acusados de perpetrar un delito de suplantación de identidad y estafa.

El PER o sistema de Parte de Entrega y Recogida es un servicio ofrecido por las compañías de telefonía mediante el cual se recogen los teléfonos móviles que presentan algún tipo de defecto de fabricación, malfuncionamiento o avería y se sustituyen por otros terminales nuevos. Pero dos personas que trabajaban como comerciales en tiendas de telefonía móvil habían encontrado un auténtico filón en este servicio.

Ambos individuos que han sido detenidos por agentes de la Policía Nacional habrían tramitado 208 peticiones fraudulentas para sustituir supuestos terminales averiados y pidieron hasta 400 terminales según ha informado la policía. El método usado consistía en suplantar la identidad del propio cliente de telefonía móvil para pedir los terminales a coste cero y revenderlos posteriormente. En total se estima que la estafa podría rondar los 140.000 euros al tratarse de teléfonos móviles de altas prestaciones.

La clave de la investigación, que se inició en febrero tras comprobarse que una de las grandes compañías estaba siendo víctima de esta estafa, ha radicado en que la dirección de envío de cada terminal que era distinta a la de cada cliente de telefonía con lo que quedaba patente que era recibido por los comerciales detenidos para venderse posteriormente.

apertura-moviles-caros

Los delitos relaciones con el robo de teléfonos móviles no cesan

El mercadeo de teléfonos móviles siempre es un negocio muy lucrativo y si hablamos de terminales punteros de gama alta, la elevada demanda de los mismos permite sacar un amplio beneficio económico además de no tener excesivos problemas para colocarlos gracias a la facilidad de Internet. Tal y como se mostró en el reportaje llevado a cabo por Equipo de investigación acerca de la Deep Web, Internet puede ser un lugar donde es fácil dar con terminales robados o adquiridos de manera fraudulenta.

Hay que tener en cuenta que quedarnos con un móvil que no es nuestro es un delito, como así ha ocurrido en Jaén, donde han detenido a dos jóvenes por apropiarse presuntamente de un teléfono móvil extraviado. El pasado mes de agosto se denunció el extravío del smartphone por parte del propietario y ahora la Policía ha dado con la ubicación del terminal y las personas que lo tenían en su poder han alegado que se lo habían encontrado pero no lo habían entregado.

Quizá te interese…

La policía detiene a dos personas por vender móviles subvencionados que no pagaban

Cuidado con las gangas en Internet, detenidos los dueños de una tienda de móviles

Cae una red que vendía teléfonos móviles por Internet que nunca llegaban

Escrito por David Valero

Fuente > Levante