Conoce los riesgos al crear una red Wi-Fi para invitados

Escrito por David Valero
Redes

Si somos buenos anfitriones y por nuestra casa solemos tener familia y amigos visitándonos con frecuencia puede que en lugar de ceder la contraseña del Wi-Fi y que al final acabe repartida por todo el vecindario, lo mejor sea recurrir al uso de una red inalámbrica para invitados que podemos gestionar de manera independiente a la red doméstica que utilizamos nosotros de forma privada. No obstante, hay que tener en cuenta ciertos riesgos que pueden darse al crear esta red de invitados y que pueden comprometer nuestra seguridad.

Ya os comentamos hace un tiempo cuales eran las ventajas de crear una red WI-Fi para invitados y aunque es una solución ideal para proteger nuestra propia red privada, dispositivos y archivos, dependiendo de la configuración de nuestro router Wi-Fi también conviene considerar algunas precauciones para evitar riesgos innecesarios. Algunos routers de fabricantes como Linksys o Belkin permiten crear este tipo de redes Wi-Fi sin ningún tipo de cifrado en la conexión, como si se tratara de una red abierta convencional.

Esto no quiere decir que la red se quede desprotegida al no contar con contraseña ya que podremos establecer una clave para evitar accesos no autorizados, pero la seguridad de la red quedará en entredicho al no contar con el cifrado del que sí dispone nuestra red doméstica. El problema que esto conlleva es obvio, un atacante podría tener acceso a la contraseña introducida por otra persona para conectarse a la red ya que no existe ningún tipo de cifrado en la transmisión de los datos. A partir de ahí pueden entrar en juego otros factores como el robo de datos privados o incluso la introducción de malware y virus en el resto de dispositivos.

red Wi-Fi invitados no segura

D-link o Netgear ofrecen un modo invitado con cifrado WPA2

En el otro extremo de la balanza encontramos dispositivos de fabricantes como D-Link, Asus o Netgear que sí añaden cifrado WPA2 e incorporan medidas de seguridad más acordes a las necesidades de compartir una red Wi-Fi con terceras personas. En estos casos la red de invitados contará con la misma protección que nuestra red privada. Por otro lado, la mayoría de operadores de Internet ya incluyen en sus equipos propios una configuración para crear fácilmente una red para invitados.

Compartir el Wi-Fi es ya un acto más de cordialidad con las personas invitadas que llegan a casa y no quieren echar mano de su tarifa de datos móviles para navegar en Internet, y teniendo en cuenta estas consideraciones, el único riesgo que tendremos al crearla sea tener todos los días en casa al cuñado o amigo de turno que no tiene una conexión tan veloz como la nuestra.

Quizá te interese…

Comprueba la calidad de tu WiFi en cada habitación sólo andando por casa

Este dispositivo convierte cualquier WiFi en un VPN para navegar anónimo

Google lanza su propio router WiFi, “más rápido y sencillo”

Fuente > ADSLZone