Microsoft apuesta por renovar el mando de Xbox One

Videojuegos

El E3 se acerca y con la llegada de la feria más importante del mundo en el sector de los videojuegos, las compañías empiezan a afilar las armas para tratar de dar un golpe de efecto en un evento que con los años ha ido quedando algo descafeinado. Una de las afronta esta cita con mayores miras es Microsoft, que entre otras cosas tiene ya planeado un rediseño de su mando para Xbox One.

La compañía de Redmond es consciente que el mando de Xbox One es uno de los puntos fuertes de la  videoconsola. Tal vez sea uno de los apartados donde debido a la comodidad y diseño, es superior al DualShock de PlayStation 4 y por ello han pensado en él para tratar de mejorarlo de cara al usuario. En este sentido, se ha anunciado que los nuevos mandos que sean lanzados después de junio de 2015 incorporarán un puerto de audio de 3,5 mm que permitirá conectar cualquier auricular para usarlo en nuestras partidas.

De este modo, Microsoft va a acabar con uno de los lunares que hasta ahora poseía su gamepad y es que ya no hará falta adquirir un auricular aparte para poder usarlo en las partidas, sino que se podrá echar mano de los accesorios que ya tengamos para otros dispositivos. Todo apunta a que en la conferencia de Microsoft  que se celebrará el día 15 de junio en Los Ángeles durante el E3, este proyecto formará parte del abanico de anuncios que la compañía tiene pensado mostrar ese día.

auriculares

Microsoft quiere remontar las ventas de Xbox One

Lo que queda en el aire es saber de qué forma podrán seguir utilizándose las funciones añadidas que permiten los auriculares stereo de Xbox One actuales, que incluyen controles de volumen y la opción de silenciar, aunque es algo que cualquier equipo enfocado a un usuario gamer ya incorpora de serie. Todo parece indicar que tanto el modelo oficial para charla, que se vende por 22,99 euros como los auriculares stereo de 69,99 euros podrían tener los días contados, algo que sin duda le ocurrirá al adaptador para auriculares externos que se comercializa por 22,99 euros.

Este E3 se perfila como decisivo para saber si Microsoft es capaz de recuperar la distancia con PlayStation 4 y colocar de nuevo a Xbox One en la pugna por liderar esta generación. No obstante, pese a afrontar interesantes cambios en los accesorios, serán los juegos los que puedan marcar el éxito de la consola y tras conocerse que desde Sony se ha anunciado que este año no llegarán demasiados títulos First Party, a Microsoft se le presenta la oportunidad perfecta para asaltar el trono.

¿Pensáis que conseguirá recortarle terreno a PS4?

Quizá te interese…

Microsoft vende menos Xbox One y su beneficio global se reduce un 12%

La PlayStation 4 ya ha sido pirateada ¿es cierto?

Gamer Zona

 

Escrito por David Valero

Fuente > The Verge