Cuadruplican la velocidad de fibra óptica de 100 gigas sin coste ni apenas cambios

El despliegue de nuevas redes de telecomunicaciones supone una gran inversión que aunque pueda venir en parte subvencionada o apoyada por el sector público, requiere de un gran esfuerzo por parte de las operadoras. Pero en la República han logrado alcanzar velocidades de transmisión de 400 gigas por segundo usando las redes actuales de fibra óptica que soportan velocidades de 100 Gb. La banda ancha a velocidades ultrarrápidas puede sufrir un vuelco en los próximos años.

El acceso a Internet en el futuro próximo pasa por las redes ópticas. Buena parte de los operadores europeos están afanándose en desarrollar unas infraestructuras capaces de adaptarse a las necesidades de los clientes y poder soportar la demanda de los nuevos servicios sin perder calidad. Pero la tecnología avanza a pasos agigantados y en muchas ocasiones la inversión en este tipo de redes de fibra óptica puede frenar la llegada de nuevos avances.

En la República Checa, la operadora T-Mobile ha llevado a cabo unas pruebas junto con la compañía tecnológica Alcatel-Lucent para realizar transmisiones de datos a 400 gigabits por segundo usando la actual red de 100 gigas sin realizar apenas modificaciones. Estos ensayos se han realizado en las infraestructuras existentes entre Praga y Hradec Králové, cuyas localizaciones están distanciadas por unos 320 kilómetros.

apertura-velocidad-internet

 

Esta tecnología desarrollada por Alcatel-Lucent permite transferir el contenido de 88 discos Blu-Ray en un solo segundo, lo que sin duda abre las puertas a infinitas posibilidades y nuevos servicios para los ciudadanos. De esta manera, las operadoras pueden plantearse el desarrollo de redes de telecomunicaciones pensar en que dicha inversión pueda ser excesiva para una tecnología que puede quedar obsoleta, ya que el escalado que se ha hecho en esta ocasión ha logrado pasar de 100 a 400 gigas.

Aumentan los gigas y el ahorro energético

Para estas pruebas- que recordamos que se habla de gigas, no de megas-, Alcatel ha echado mano de varios de sus dispositivos más potentes desarrollados para potencia la tecnología de fibra óptica, como el 1830 PSS. Con esta tecnología, no se produce un ahorro únicamente a nivel de inversión, ya que permite ahorrar un 33% de consumo energético por giga transmitido, con lo que el servicio quedaría optimizado para las compañías.

Faltaría por saber si las operadores están dispuestas a abrazar tan pronto este tipo de tecnologías, ya que recientemente, tanto Movistar como Vodafone han aumentado sus velocidades máximas a 300 megas y Orange puede lanzar una nueva oferta cuando se materialice la compra de Jazztel aprobada recientemente.