Los drones de Amazon nos localizarán por medio de nuestro móvil

Uno de los principales objetivos que sigue persiguiendo el gigante Amazon es la de poder utilizar un complicado sistema de drones que sustituyan en cierta medida a una parte de sus actuales repartidores de paquetes.

De hecho en breve comenzará a probar sus primeros dispositivos de reparto gracias a que la FAA (Administración Federal de Aviación norteamericana) ya ha otorgado un permiso a la compañía para que comience a realizar la primeras pruebas. De este modo se lograrán que las entregas se agilicen de manera ostensible eliminando, entre otras cosas, la obligatoriedad de tener que estar en una dirección en concreto para la recepción o tener que ir a recogerla a algún punto de reparto.

Esto se debe a que uno de los puntos que quiere tocar Amazon es el de poder localizar a sus clientes a través del smartphone, de este modo conocerá en tiempo real la localización del mismo pudiendo entregar el paquete en cualquier lugar y momento, ya nos encontremos en la calle, en un bar o en casa de un amigo.

Todo esto puede sonar a ciencia ficción, pero para que os hagáis, la compañía de venta on-line ya ha llegado a un acuerdo con el fabricante de coches Audi para que los paquetes puedan ser entregados directamente en el maletero de sus vehículos, algo que comenzará a experimentarse en Munich este mes de mayo. Para lograrlo Audi ha llegado a un acuerdo con Amazon y DHL para que, por medio de la tecnología Audi connect easy delivery, se puedan dejar los paquetes en el coche sin necesidad de llave.

amazon-drones'

Para utilizar estos sistemas de entrega tan especiales, resulta evidente que el drone tendrá que ir equipado con una serie de dispositivos de gran precisión además de la habituales cámaras tales como sensores, radares, etc.

Si sigue por este camino, ¿hasta dónde será capaz de llegar Amazon para lograr una entregas cada vez más rápidas y efectivas? Las ventajas que la tienda on-line ofrecerá para sus compradores son sin duda muchas, sin embargo es posible que algunos puedan sentir que Amazon invade su intimidad conociendo con todo detalle su ubicación concreta o la de su vehículo. Será cuestión de ir acostumbrándonos.