Telefónica apostaría por crear un súper operador europeo

Llevamos algún tiempo escuchando aquello de que existen demasiadas operadoras en Europa y que en estas condiciones es imposible competir contra otros gigantes mundiales, principalmente americanos y asiáticos. Esta razón podría llevar a Telefónica a apostar por la creación de un súper operador europeo de la mano de British Telecom.

La convergencia europea y el cambio de regulación preocupan enormemente a los grandes operadores del continente. Telefónica no es una excepción y parece tener avanzados los planes para la creación de un gigante europeo que pueda competir en igualdad de condiciones con otros grandes de las telecomunicaciones a nivel mundial. La empresa presidida por César Alierta está valorando la posibilidad de establecer una alianza con British Telecom (BT), aunque fuentes cercanas a la operadora señalan que no hay cerrado por el momento.

Este movimiento es una clara respuesta a AT&T, la operadora americana, de la que cada cierto tiempo surgen rumores sobre su interés en hacerse con operadoras europeas para dar el salto a este mercado. El presidente de Telefónica ha sido claro con la situación que viven las telecos europeas y el pasado jueves declaró que: “Estados Unidos no tiene interés en que Europa tenga líderes de Internet”, aclarando también que ninguna empresa europea está entre las veinte primeras a nivel mundial en el mercado de las telecomunicaciones.

César-Alierta-Telefónica

Todo esto añade más leña al fuego sobre una posible alianza con BT para crear una compañía que sea capaz de competir con los gigantes mundiales. Para que nos hagamos una idea, AT&T tiene un valor en bolsa de unos 145.000 millones de euros, lo que supone una vez y media la suma de las capitalizaciones de Telefónica y BT.

BT interesada en comprar O2

Hace algunos minutos saltaba la noticia de que el gigante británico estaba interesado en hacerse con O2, la filial en Reino Unido de Telefónica. No sabemos si es parte del posible acuerdo que firmarán ambas compañías o no, pero se ha remitido un hecho relevante a la Bolsa de Londres aunque las negociaciones se encontrarían en un punto preliminar.

El mercado europeo de las telecomunicaciones echa humo y 2015 se podría convertir en un año de muchos cambios, con asociaciones estratégicas, compras sonadas y la consolidación de un sector que necesita aumentar su nivel de competitividad y su posición con respecto al resto del mundo.