ARChon, o cómo utilizar apps Android en Chrome para OS X, Windows y Linux

ARChon, o cómo utilizar apps Android en Chrome para OS X, Windows y Linux

Carlos González

Recientemente los sistemas con Chrome OS han comenzado a ejecutar también aplicaciones Android gracias a una modificación oficial del App Runtime for Chrome -ARC-. ¿El problema? No todas las aplicaciones se ejecutan, pero un desarrollador ajeno ha modificado el ARC para hacer correr cualquier aplicación en Chrome para Windows, OS X y Linux.

Vladikoff, que así es como se ha querido dar a conocer el que ha elaborado esta modificación del ARC, ha bautizado a su creación como ARChon y gracias a ella ya podemos, tanto en Windows, como en OS X y Mac, correr cualquier aplicación desarrollada para Android en el navegador Chrome de Google. Sin duda, una interesante característica añadida para uno de los navegadores web más utilizados en el mundo y, cuidado, lo más interesante es que no queda limitado a una única plataforma, sino que abarca los tres sistemas operativos de escritorio principales.

Ahora bien, ARChon no hace magia y también tiene sus pequeños contratiempos, pero por suerte todo ha sido contemplado y medido al milímetro por Vladikoff, que además continúa trabajando en su proyecto de desarrollo, y que no olvidemos se valdrá de los avances que también haga Google por su parte. En cualquier caso, el mayor problema que encontramos es que ARChon, que es compatible con Chrome desde su versión 37 en adelante, es que no podremos cargar archivos .apk, sino que tendremos que transformarlos en extensiones de Chrome a través de chromeos-apk, una segunda herramienta que Vladikoff ha puesto al servicio de todos los usuarios de Google Chrome.

Por una parte nos encontramos con la enorme ventaja, con respecto a los emuladores ya disponibles, de que no supone una «carga extra» a soportar por nuestros componentes de hardware, lo que afectaría directamente al rendimiento, sino que su impacto negativo será mucho menor. Por otra parte, eso sí, deberemos olvidarnos de hacer uso de los «Google Services», por lo que las aplicaciones que requieran de esto último estarán fuera de nuestro alcance y, por tanto, de nuestro navegador Google Chrome en un sistema de escritorio. Aunque ya se está trabajando en una solución.