El Samsung Galaxy Note 4 llegará a las tiendas el 10 de octubre

El Samsung Galaxy Note 4 llegará a las tiendas el 10 de octubre

Carlos González

Ayer en el IFA 2014 Berlín, el fabricante surcoreano líder en tecnología de consumo, Samsung, presentaba la cuarta generación de su tabletófono por excelencia: el Samsung Galaxy Note 4. Aunque el fabricante no dio detalle alguno, y probablemente no lo hará por el momento, ya se ha podido conocer la fecha de comercialización del equipo.

Para esta nueva generación, el fabricante surcoreano ha optado por un diseño continuista y, sin embargo, unos componentes de hardware que se distancian en sobremanera del modelo anterior, e incluso de los modelos propuestos por sus competidores en el mercado. Concretamente, los de Samsung han conseguido despuntar con su equipo incorporan una pantalla QHD 2560 x 1440 píxeles que, aunque ya ha sido montada en otros como el LG G3, muestra una calidad realmente superior. En este sentido, el resto de componentes de hardware conforman un equipo que se sitúa en lo más alto por especificaciones técnicas, un phablet orientado al «sector empresa» para dar el máximo rendimiento.

Como adelantábamos, durante la presentación de ayer el fabricantes surcoreano no especificó nada en relación con la disponibilidad y el precio de su equipo. No obstante, como cabía esperar, ya se ha podido conocer la fecha de lanzamiento gracias a un distribuidor de Países Bajos.

apertura-samsung-galaxy-note-4-2

 

El 10 de octubre llegará al mercado el Samsung Galaxy Note 4

Con poco más de un mes de retraso con respecto a su presentación, que se producía ayer mismo, el Samsung Galaxy Note 4 llegará a las tiendas europeas el próximo día 10 de octubre, justo a tiempo para beneficiarse de la campaña navideña, donde se registran picos de demanda notables. Como veíamos ayer, el equipo se lanzará en cuatro colores diferentes, pero es muy probable que alguno de ellos sea reservado en exclusividad para alguno de los operadores de telecomunicaciones nacionales, como ya ocurrió con el Samsung Galaxy S5 en color dorado, que quedó en manos de Vodafone.