Windows 9 se podría probar a finales de año, con menú de inicio y cambio de nombre

Microsoft está trabajando en una nueva actualización de Windows 8.1 esperada para septiembre y, al mismo tiempo, en la próxima versión de su sistema operativo «de escritorio», Windows 9. Sobre esta última, comienzan a surgir nuevos rumores y filtraciones en relación con su disponibilidad, su nombre -«Threshold»- y algunas nuevas características.

El menú de inicio, una de las claves por las que se conoce Windows, desapareció con las últimas versiones del sistema operativo y, aún, los usuarios continúan reclamando que sea restablecida a su posición. Aunque para Windows 8.1 Update 2 parece que no estará aún disponible, las filtraciones apuntan a que este menú será recuperado por Windows con la versión Windows 9. Y, aunque continuaremos refiriéndonos a esta versión como «Windows 9», parece que Microsoft prepara, para esta versión, el nombre «Threshold» -umbral, en castellano-. apertura-windows9-2

Windows 9 DP se lanzaría en otoño, tras W8.1 Update 2

Según esta última filtración, la próxima versión del sistema operativo de escritorio de Microsoft sería liberada, en su versión «Developer Preview» tan pronto como el próximo otoño. Así, el lanzamiento se produciría poco tiempo después del correspondiente a Windows 8.1 Update 2, que ya se espera para el próximo mes de septiembre. Por otra parte, el lanzamiento definitivo de Windows 9 tendría lugar a principios del próximo año 2015, sin una fecha determinada aún, aunque con el aliciente de una versión «de prueba».

El menú de inicio llegaría por defecto, aunque se podría deshabilitar

Es curioso que, tratándose de una nueva versión del sistema operativo de escritorio más extendido a nivel global, el planteamiento fundamental en cuanto a sus funciones sea, precisamente, el menú de inicio. Y es que, recordemos, estamos refiriéndonos a una características que ha acompañado a todas las versiones desde sus comienzos, salvo a las correspondientes a Windows 8. En cualquier caso, los rumores apuntan a que la barra de inicio, con su correspondiente menú ahora ausente en Windows, volvería a nuestros ordenadores de la mano de Windows 9 y, además, vendría activado de forma predeterminada, por defecto. No obstante, los ajustes del sistema permitirían, en contra de la que parece la «opinión general», deshabilitar este menú que muchos usuarios están restableciendo actualmente con aplicaciones de terceros.