La compra de Ono por Vodafone no pasará por la CNMC

La compra de Ono por Vodafone no pasará por la CNMC

Carlos González

Los Estados miembros pueden solicitar la remisión del análisis de una concentración cubriendo ciertos requisitos para la regulación del mercado nacional e impedir operaciones que puedan afectar de forma significativa a la competencia de su mercado. En este caso, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha decidido no solicitar la remisión del análisis.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia no llevará a cabo la solicitud del análisis de operación de compra a la Comisión Europea. La operación de concentración, según la suma de los ingresos anuales de ambas compañías a nivel internacional que sobrepasan los 5.000 millones de euros, es una operación comunitaria y que corresponde, por lo tanto, a las autoridades competentes. Pero este no es el único motivo que justifica la actuación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, sino que además Vodafone no reúne más de dos tercios en un mismo Estado, en cuanto al volumen de negocio.

Jose-Maria-Marin-Quemada-presi_54407866870_51351706917_600_226

La operación es válida para el mercado español

La operación de concentración que nos ocupa, por lo tanto, dependerá por completo de la Comisión Europea puesto que, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, las condiciones así lo estipulan. Así, considerando a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia fuera de la regulación de la operación, la próxima fecha señalada es el miércoles 2 de julio, cuando tendrá lugar la decisión decisión de la dirección comunitaria. En la operación, Vodafone se haría con todo el capital de Ono por 7.200 millones de euros.

Además de los aspectos anteriormente señalados, que hacen encajar la operación que nos ocupa en las condiciones concretas de la competencia europea, haciendo contraste con la situación en España -en el mercado de Vodafone y Ono- de otras compañías nos damos cuenta de que, tras ser realizada la operación de compra -en caso de que finalmente se permita- Vodafone continuaría en un segundo puesto en cuanto a telecomunicaciones y, por delante, continuaría Telefónica con la mayor cuota de mercado.