La directora general de la SGAE dimite durante el proceso de aprobación de las cuentas

Según fuentes de la Sociedad General de Autores y Editores, la directora general, Natalia Garzón Pacheco, ha presentado este lunes su dimisión. La que fue nombrada en sustitución de Enrique Loras asegura que su decisión se debe a motivos “personales y familiares”.

 El anuncio supone un nuevo terremoto para una SGAE que desde los últimos años se sitúa en el centro de la polémica. El abandono de Natalia Garzón llega en un momento clave del año, cuando se están discutiendo las cuentas de la entidad. Y aunque los motivos aducidos para la dimisión sean de carácter “personal y familiar”, lo cierto es que las cuentas tampoco están exentas de polémica, ya que se votarán en la Asamblea General Ordinaria de finales de este mes y todo indica que un sector de los socios votará en contra por detectar irregularidades en las mismas.

Garzón, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales y también en Derecho, se convirtió en inspectora de Finanzas del Estado en 1997. También ha sido directora general de Planificación y Finanzas de Renfe y ha ocupado diversos cargos dentro de la Agencia Estatal de Administración Tributaria de Barcelona. Además, ha sido inspectora adjunta en la Oficina Técnica de la Oficina Nacional de Inspección.

natalia-garzon-sgae

La ya ex directora deja el cargo que empezó a ocupar el pasado diciembre de 2012, cuando sustituyó a Enrique Loras, imputado en la famosa “Operación Saga”, por la que la Sociedad General de Autores y Editores pasó a ocupar un lugar destacado en el debate público sobre la corrupción del organismo.

Tras su incorporación, Garzón trabajó junto a Antón Reixa, el a la sazón presidente de la entidad, hasta que fue destituido en julio del pasado año.