La fuerte competencia no ha conseguido rebajar el ADSL por debajo de 30 euros

A pesar de la gran cantidad de compañías y ofertas que tenemos en nuestro país, es muy difícil contratar una conexión ADSL por menos de 30 euros y prácticamente imposible hacerlo sin promociones ni precios temporales. Ni el paso del tiempo, ni las nuevas tecnologías, ni la fuerte competencia han conseguido rebajar el precio de la banda ancha por debajo de esta cifra.

España se ha destapado como un “país convergente”, esto es, que sus ciudadanos prefieren unir en una factura la banda ancha, el fijo y el móvil. La proliferación de estas ofertas no tapa la realidad que vive el precio de las conexiones ADSL sin añadidos, que se resisten a reducir su precio. Sólo hemos encontrado una oferta por debajo de 30 euros, con IVA y sin promociones temporales (aunque no ofrece teléfono fijo).

Si nos damos una vuelta por las páginas web de las principales operadoras de Internet, nos daremos cuenta de esta realidad. “ADSL a mitad de precio”, “Gran oferta para nuevos clientes”, “Trae tu línea y te regalamos dos meses”, son algunos de los reclamos utilizados para intentar esconder este hecho: no se puede contratar ADSL por menos de 30 euros.

adsl-30-euros

Y hablamos de 30 euros precio final, lo que el cliente pago religiosamente en sus facturas. Está claro que existen distorsiones de la realidad de conexiones ADSL por 1 euro, 7 euros o 19 euros, pero ninguna de ellas incluye, entre otras cosas, la cuota de línea. Que debería existir una obligación legal para mostrar el precio definitivo y final, es algo en lo que casi todos coincidimos, así que tampoco vamos a ahondar más en ello.

Después de comprobar que debemos sumar los 18,15 euros de rigor (14,99 o lo que sea en cada caso), nos damos cuenta que el precio nos lo mantienen sólo 12 meses. Es decir, son ofertas ganchos para atraernos con bonitos números y que después de unos meses ya no se mantienen. Cuando empezamos a hacer cálculos, caemos en que al pasar el periodo promocional vamos a pagar mucho más.

Llegados a este punto tenemos una opción: cambiar de compañía cada x meses para conseguir el precio más económico. ¿Tiene algún sentido? No demasiado. Bueno, también nos podemos encontrar con el caso de que al pedir la portabilidad, nuestra operadora se acuerde de nosotros y nos vuelva a ofrecer otra promoción temporal.

En resumen, nada ni nadie ha conseguido que en España podamos tener una conexión ADSL por menos de 30 euros precio final. Ni siquiera la gran esperanza, la competencia, ha sido capaz de conseguirlo. Así que no las busquéis, no existen conexiones ADSL baratas.