El dominio de WhatsApp no se refleja en los ingresos, LINE gana 25 veces más

Si existe cliente de mensajería conocido en todo el mundo es WhatsApp. Supera por un amplio margen a sus perseguidores en lo que a número de usuarios se refiere y es señalado como el líder del sector, sin embargo, los ingresos generados por la aplicación no dicen lo mismo.

Si decimos que WhatsApp es el líder indiscutible de un sector en auge como es el de la mensajería instantánea, pocos se atreverían a decir lo contrario. Recientemente, la aplicación ha conseguido batir el récord de mensajes enviados en un día con 64.000 millones y es el principal culpable de que la facturación de los operadores por SMS se haya desplomado un 70% durante los últimos tiempos, como os contamos ayer.

Si hacemos caso a los números de usuarios, la situación tampoco varía ya que cuenta con unos 465 millones de usuarios activos al mes, 110 millones más que su inmediato perseguidor, WeChat y casi el triple que los 175 millones con los que cuenta LINE. Telegram, uno de los últimos en aparecer con fuerza, no se acerca de momento ni de lejos a estas cifras.

apertura-whatsapp

La sonada compra por parte de Facebook por una cantidad que ronda los 19 mil millones de dólares también invita a pensar que los ingresos generados por la aplicación son suficientes como para que una inversión así resulte rentable, así como sería indicativo de que también es el líder en cuanto al dinero que produce.

Sin embargo, la situación es muy diferente. LINE, como decíamos con casi un tercio de los usuarios ingresó el pasado año un total de 505,8 millones de dólares por los “tan solo” 20 millones de dólares de WhatsApp, es decir, 25 veces más. Incluso WeChat se cuela en medio de ambas con unos ingresos que rondarían entre los 32 y los 48 millones de dólares.

El origen de estos datos no es otro que la cantidad de funciones extra que ofrece LINE. La aplicación de mensajería pone a disposición de los usuarios algo que va más allá de mandar mensajes y realizar llamadas. Cuenta con juegos, funciones de cámara y un sistema de stickers y emojis, quizá su característica más reconocible. Como sabréis, este material ha de comprarse en muchos de los casos, lo que multiplica las ganancias en una aplicación que no olvidemos, es de descarga gratuita.

Lo que nos deja una pregunta: ¿Tendría sentido que WhatsApp copiara el modelo de LINE? ¿Qué pensáis vosotros?