Los avances con el grafeno, claves para las pantallas flexibles de Samsung

Samsung ha anunciado hoy un gran avance en la investigación del grafeno que tiene una implicación directa para los dispositivos flexibles. Este avance consiste en un nuevo método para acelerar la comercialización del grafeno sin que pierda sus propiedades, un material que parece que será parte del futuro de los dispositivos electrónicos.

Antes del MWC de 2014 corrían rumores de que Samsung tenía algo especial preparado para enseñar a algunos socios importantes. Ese “algo especial” no era ni más ni menos que una tableta flexible que solo verían unos pocos ojos. Aunque al final no se supo nada, ahora Samsung ha anunciado hoy en su blog Samsung Tomorrow un avance en la investigación del grafeno que permitirá acelerar su comercialización. El método desarrollado por Samsung y sus socios permite realizar una sintetización del grafeno a gran escala, lo cual no era posible anteriormente debido a que sus propiedades se perdían.

Propiedades del grafeno

Se considera al grafeno como el mejor material existente en la actualidad para el mundo de la electrónica, incluso superando al silicio que es el material más usado actualmente para la fabricación de semiconductores. Es más flexible que el silicio y además la movilidad de sus electrones es cien veces mayor que éste. Incluso es más duradero que el acero. Su gran conductividad unida a su ligereza y resistencia le hacen ser el perfecto material para ser utilizado en los productos electrónicos de consumo tales como pantallas para tabletas, móviles o wearables.

pantalla-flexible

Problemas para sintetizarlo

Tras el descubrimiento del grafeno los problemas surgieron ya que los científicos no eran capaces de sintetizarlo correctamente para comercializarlo a gran escala. Samsung y otras compañías han invertido mucho en la investigación del grafeno con la esperanza de encontrar una forma de comercialización beneficiosa, pero hasta el momento se habían encontrado con muchos problemas para llevar a cabo está sintetización. Uno de esos problemas era que, al realizar la sintetización en múltiples cristales para su comercialización a gran escala, las propiedades eléctricas y mecánicas del grafeno disminuían lo que provocaba un daño en el material. Pero ahora Samsung ha conseguido desarrollar un nuevo método que permite sintetizar a gran escala el grafeno dentro de un único cristal en un semiconductor, sin que los costes se disparen y logrando que las propiedades se conserven en buen estado.

¿Cuánto tardaremos en ver tabletas flexibles?