La industria discográfica española, sin argumentos tras su última derrota judicial

Antonio Guisasola, presidente de la entidad gestora de derechos de autor Agedi, no ha tardado en mostrar su postura tras fracasar en su intento de cerrar la web de audio en streming Goear. Sorprendentemente, reclama que el juez del caso «no entra en el meollo de la cuestión».

Hace unos días nos hacíamos eco del varapalo judicial a la industria discográfica. Era el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 10 de Madrid el que atendía los argumentos de la defensa de Goear y decidía no cerrar la página web al considerar que la web no infringe la propiedad intelectual al ser mera intermediaria en la actividad de sus usuarios.

goearComo vimos la semana pasada, los responsables de la web eliminaron de su servicio los temas que infringían los derechos de autor. Pese a ello, Agedi reclamaba el cierre de un servicio que cuenta con 4 millones de archivos de audio, la mayoría de los cuales no infringen la propiedad intelectual. El no haber convencido al juez con sus argumentos ha encendido las iras de su presidente, Antonio Guisasola, quien ha expuesto su opinión en un artículo en eldiario.es.

En él asegura que «resolución judicial deja un sabor agridulce, o más bien decepcionante, pues no entra en el fondo de la cuestión» La sentencia «se limita a constatar que Goear eliminó la víspera de la vista unos pocos archivos que la Comisión de Propiedad Intelectual puso como ejemplo de incumplimiento de la ley», expone.

Críticas a la posición del juez en el caso

No obstante, Guisasola hace hincapié en que «lo amargo y paradójico de esta historia es que la resolución judicial no entra en el meollo de la cuestión». Dicho argumento contrasta de lleno con la denominada Ley Sinde Wert, la famosa ley antidescargas en la que precisamente se excluyó a la figura judicial a la hora de entrar a valorar las infracciones de las páginas denunciadas ante la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual. Es este órgano administrativo el encargado de dirimir si efectivamente tienen razón o no los denunciantes.

«Goear incrementa su facturación publicitaria a costa del esfuerzo y el talento ajenos», asegura Agedi

Entre los argumentos del representante de esta industria está que Goear no se puede comparar con otros servicios como YouTube o Spotify dado que sus responsables «buscan excusas y recovecos jurídicos para seguir en las suyas: hacer negocio e incrementar su facturación publicitaria a costa del esfuerzo y el talento ajenos».

«Goear no es una página de carácter filantrópico. Sus titulares, la sociedad PC Irudia SL, comercializan inserciones publicitarias y utilizan precisamente como reclamo el gran volumen de material discográfico que albergan», insiste Guisasola para demostrar el ánimo de lucro de una web a la que a pesar de la resolución judicial sigue calificando como «infractora«.

«Si con estratagemas así los infractores logran salir indemnes, seguiremos constatando, una vez más, la falta de protección que sufre la industria cultural«, concluye en su alegato. En este punto, cabe resaltar que en las palabras de Guisasola no hay mención alguna a los daños colaterales y perversos que produciría el cierre de esta plataforma al eliminar de este modo ingente material de creadores e instituciones que nada tienen que ver con Agedi y la industria discográfica.