El P2P también llega a los coches

Motor

El P2P llega a los coches con una tecnología conocida como V2V (vehicle to vehicle) que permite que los automóviles intercambien diferentes datos sobre el estado del tráfico, velocidad o posición con el objetivo de mejorar la seguridad vial avisando a los conductores en caso de que los diferentes factores detecten una situación de riesgo.

El sector del automóvil ganará peso en los nuevos sistemas de comunicación. Google y Apple están metidos de lleno en diversas negociaciones con los fabricantes de diferentes marcas para incorporar su sistema operativo a los vehículos. La implementación de estos sistemas podría acarrear la creación de nuevos servicios, nunca vistos hasta ahora.

Aunque el objetivo principal que se marcan estas compañías es el de facilitar a conductores y pasajeros, el acceso a todo tipo de contenido y aplicaciones, no debemos descartar que se puedan utilizar para su uso en otros ámbitos, como el de la seguridad.

Es el caso de la tecnología V2V, basada en un principio similar al que lo hace P2P pero con un fin muy diferente. Vehículo a vehículo, como se traduciría al español, permite el intercambio de información entre los diferentes automóviles que circulan por la carretera. Información que abarca desde la velocidad a la que están circulando, la dirección, y la posición relativa.

V2V-1

Estos “informes” se intercambiarían entre todos los vehículos dentro de un determinado rango de distancia unas 10 veces por segundo. Esta tecnología otorga a los propios coches una parte de la responsabilidad que tienen los conductores. Gracias a V2V, los automóviles son capaces de, mediante los datos facilitados por el resto, analizar la situación, calcular la situación propia y de los demás coches, informar al conductor de esta situación y alertar si dicha situación acarrea riesgo de colisión.

Pondría en sobre aviso al conductor en caso de detectar posibilidad de un choque frontal en una vía de dos o tres carriles y avisar del momento idóneo para adelantar en caso de que sea necesario, si se está aproximando demasiado al vehículo que le precede, cruces susceptibles de ocasionar una colisión o giros peligrosos.

Estiman que este sistema sería capaz de reducir entre un 70% y 80% de los accidentes que no tienen lugar por problemas mecánicos, lo que supondría una reducción de miles de muertes y lesiones graves. Una cifra que actualmente es elevadísima, por ejemplo en España, supone todavía y a pesar de las numerosas campañas, una de las principales causas de mortalidad.

Escrito por Lucas Cruz

Fuente > transportation.gov

Continúa leyendo
Comentarios
2 comentarios
  1. garlor 05 Feb, 14 2:22 pm

    el problema de esto es que no todos los vehiculos lo llevaran, algo asi solo seria parcialmente efectivo si una ley obligara a todos los vehiculos a llevarlo, aunque fuera obligatorio llevarlo, seguiriamos teniendo durante muchos años vehiculos sin el sistema

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      05 Feb, 14 2:56 pm

      Y muchos investigarían como desactivar el sistema en sus vehículos o incluso como usarlo para hacer lo contrario a lo que está diseñado.