Cómo hacer que la contraseña de Windows 10 caduque

Software

Lo cierto es que tener que andar cambiando la contraseña de acceso a Windows 10 cada cierto tiempo puede resultar algo incómodo, pero por otro lado es una medida más de seguridad para evitar que alguien que conoce nuestra contraseña o si nos la han robado, puedan acceder a nuestro equipo sin que lo sepamos. A continuación, mostramos los pasos a seguir para hacer que la contraseña de Windows 10 caduque y el usuario tenga que cambiarla cada cierto tiempo.

Hace unos meses os explicábamos cómo forzar que un usuario tenga que cambiar la contraseña cada cierto tiempo utilizando algunos comandos desde el símbolo del sistema, pero Windows 10 ofrece esta configuración para las cuentas de usuario sin tener que recurrir a la línea de comandos ni aplicaciones de terceros. Por lo tanto, el usuario administrador del equipo podrá hacer que la contraseña de Windows 10 para una determinada cuenta de usuario caduque y se vea en la obligación de tener que cambiarla cada cierto tiempo.

Pasos a seguir para hacer que la contraseña de Windows 10 caduque y tenga que cambiarla el usuario

Para ello, lo primero que tenemos que hacer es al administrador de usuarios y grupos locales de Windows 10. Abrimos una ventana Ejecutar, Win+R, y lanzamos el comando lusrmgr.msc. Automáticamente vemos que se nos abre una nueva ventana donde en el panel de la izquierda se nos muestran dos carpetas, Usuarios y Grupos.

contraseña de Windows 10

Al pinchar sobre Usuarios, veremos cómo en el panel central nos aparece un listado de las cuentas de usuario en nuestro sistema y un panel de acciones en el panel derecho. En esa lista, tenemos que buscar y seleccionar la cuenta de usuario a la que queremos obligar a cambiar la contraseña cada cierto tiempo, es decir, hacer que la contraseña de Windows 10 caduque para ese usuario.

Una vez que hacemos clic sobre la cuenta de usuario, se muestra otra ventana con las propiedades del usuario. Vamos a la pestaña General y ahí encontramos en la parte inferior una serie de opciones que podemos activar o desactivar. Entre ellas, podemos encontrar la de La contraseña nunca expira, la cual estará marcada si hasta ahora ese usuario no ha tenido que estar cambiando la contraseña de acceso al sistema.

Por lo tanto, si la desmarcamos y pulsamos en Aplicar para que los cambios se guarden, estaremos configurando esa cuenta de usuario para que su contraseña caduque cada cierto tiempo y Windows 10 le obligue a cambiarla. Normalmente, por defecto el tiempo establecido por Microsoft es de 30 días entre cambio y cambio de contraseña, por lo que a partir de ese momento, el usuario se encontrará con la necesidad de tener que cambiar su contraseña periódicamente.

Escrito por Roberto Adeva

Fuente > ADSLZone