Bloquea la publicidad y los sitios web maliciosos con Adguard

Adguard es una aplicación para Windows que nos permite bloquear todos los elementos publicitarios que nos encontremos al navegar por Internet. Igualmente esta aplicación nos va a ofrecer una serie de capas de protección adicionales tales como bloqueo de sitios web maliciosos (para no infectarnos de malware), control parental para bloquear el acceso a webs no recomendadas para menores y medidor de confianza en las páginas web (utilizando la plataforma WOT).

Al ser una aplicación nativa para el sistema operativo funciona con todos los navegadores e incluso es capaz de bloquear determinados anuncios publicitarios que pueden aparecer en algunas aplicaciones instaladas, generalmente gratuitas.

Esta aplicación es de pago, aunque antes de pasar por caja podemos probar la versión completa de forma gratuita durante 14 días para comprobar si se adapta a nuestras necesidades. Para descargar esta versión de prueba o comprar una licencia debemos acceder a su página web principal.

Una vez descargada la aplicación la instalamos en el sistema como una aplicación normal (no contiene ningún tipo de software no deseado) siguiendo el asistente que nos ofrece y, una vez finalice, ya tendremos la herramienta lista para ser utilizada.

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_0

Uso y módulos de Adguard

Lo primero que veremos en ella es la ventana principal, donde nos ofrecerá un resumen de sus principales funciones y módulos.

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_1

En esta ventana veremos una serie de pestañas, correspondientes a los diferentes módulos de la aplicación:

Bloqueo de banners: Este módulo será el encargado de bloquear la publicidad mientras navegamos por Internet pudiendo así disfrutar de una navegación más limpia a la vez que ahorramos ancho de banda al no tener que cargar los anuncios.

En este apartado podremos ver un resumen de todo el tráfico que ha sido analizado así como de los anuncios que han sido eliminados de nuestra navegación.

Anti-Phishing: Desde este apartado controlaremos el bloqueador de páginas web maliciosas o sospechosas de contener malware o estafas informáticas.

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_2

Control Parental: Este módulo nos permite filtrar la navegación web y poder así bloquear determinadas páginas web que atiendan a ciertos criterios, por ejemplo, aquellas no recomendadas a menores de 13 años.

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_3

También podemos ver desde aquí un resumen general de la actividad de la herramienta, de todo lo que filtrado, analizado y bloqueado e incluso reportar a los administradores de Adguard sobre sitios web publicitarios o maliciosos que aún no han sido añadidos a los filtros del programa.

Configuración de Adguard

Desde el apartado de configuración vamos a poder configurar a nuestro gusto los diferentes plugins de esta aplicación. Lo primero que veremos en este apartado es la configuración general de la aplicación.

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_4

También podremos abrir la configuración de cada módulo por separada, por ejemplo, el bloqueador de publicidad permite configurar filtros personalizados para el bloqueo.

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_5

Elegir si el filtrado de páginas web maliciosas se centra en phishing o también incluye malware.

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_6

O una configuración más personalizada del control parental, por ejemplo, el bloqueo de descarga de archivos ejecutables (principal fuente de malware).

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_7

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_8

También podremos configurar las extensiones que queremos utilizar en nuestro navegador web (por ejemplo para hacer uso de las webs de confianza WOT).

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_9

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_10

E incluso seleccionar los navegadores web que queremos que funcionen a través de Adguard y los que queremos que no se conecten a través de esta aplicación, pudiendo navegar por ellos sin filtrado.

Adguard_tutorial_bloqueo_foto_11

Una completa herramienta que nos va a servir, en primer lugar, para tener una navegación segura y libre de amenazas y anuncios no deseados y, en segundo lugar, para proteger a los más menores de sitios web que puedan dañar su sensibilidad.