¿Qué tipos de USB existen y en qué se diferencia cada cable?

¿Qué tipos de USB existen y en qué se diferencia cada cable?

Carlos González

USB no son más que unas siglas, que corresponden a ‘Universal Serial Bus’. Y es un bus de comunicaciones que sigue un estándar y define tanto los cables como los conectores y protocolos que sirven para la conexión, comunicación y alimentación entre ordenadores, periféricos y otro tipo de dispositivos electrónicos. Su desarrollo original se lo debemos a siete compañías tecnológicas entre las cuales están Microsoft, IBM o Intel –entre otras-, como resultado de una alianza de 1996. Pero ¿qué tipos de USB existen?

La primera especificación completa del USB, es decir, el USB 1.0, se publicó en el año 1996. Sin embargo, no fue hasta el año 1998, con la llegada del USB 1.1 y su especificación, cuando se empezó a utilizar de forma masiva. Y ya en sus orígenes estaba pensado para la conexión de periféricos como teclados, impresoras o ratones, siendo desarrollado en sus orígenes por un grupo de empresas del sector que buscaban unificar la manera de conectar periféricos a sus equipos.

Y es que en aquella época, existía poca compatibilidad entre Intel, Microsoft, IBM, Compaq, NEC, etc. De ahí que entre muchas de estas grandes empresas decidieran establecer una especificación que permitiese este tipo de compatibilidad.

A estas alturas, evidentemente, el espectro de dispositivos que cuentan con conexión es muchísimo más amplio, empezando por los teléfonos inteligentes, y USB es utilizado como estándar de conexión de periféricos. Podemos conectar por USB pendrives, reproductores de música, altavoces, discos duros, cámaras web, cámaras de fotos y muchos otros dispositivos y periféricos.

Estándares de USB

Entres los tipos de USB podemos hacer distinción por el estándar, o por la especificación. En función de la clasificación contaremos con una u otra velocidad de transferencia de datos.

VersiónVelocidad
USB 1.01.5 Mbps
USB 1.112 Mbps
USB 2.0480 Mbps
USB 3.04,8 Gbps
USB 3.110 Gbps
USB 3.220 Gbps

USB 1.0 es el tipo de estándar más antiguo, aunque lo cierto es que hasta la versión 1.0 se pasaron por algunas versiones previas como la 0.7, 0.8 o 0.9. De cualquier forma, es el estándar USB de menor velocidad, como podemos ver en la tabla anterior y era utilizado en ciertos periféricos como ratones, teclados, etc. A día de hoy está obsoleto.

UBS 1.1 aumentó considerablemente la velocidad de transferencia de datos con respecto a la versión USB 1.0, pero realmente supuso un gran cambio la llegada de USB 2.0. Es el estándar más extendido, a pesar de que el USB 3.0 introdujo una velocidad diez veces superior y, además, llegando a los 4,5 W para la alimentación. Esto es gracias, entre otras cosas, a la llegada de los cinco contactos frente a las dos líneas del USB 2.0, que se quedaba en 2,5 W. Ofrece una tasa de transferencia de hasta 480Mbps y dispone de cuatro líneas, dos para datos y las otras dos para alimentación.

USB 3.0 o también conocido como Velocidad superalta (3.0) ofrece una velocidad de transferencia de hasta 10 veces mayor que el USB 2.0 debido a que se incluyeron 5 contactos adicionales. A día de hoy, son muchas las placas base y portátiles que cuentan con puertos USB 3.0.

Por su parte, USB 3.1 y 3.2 con los denominados Velocidad superalta + (3.1 y 3.2) y son capaces de ofrecer una velocidad de transferencia de 10Gbps y 20 Gbps respectivamente. Este último estándar, USB 3.2 fue presentado hace poco más de un año y se espera que antes de acabar este año podamos ver los primeros periféricos que lo soporten.

Tipos de conectores USB

Además de las distintas especificaciones, existen diferentes formatos de USB. Las características físicas del conector vienen dadas por este formato que puede ser Tipo A, Tipo B. Tipo C, Mini A, Mini B, Micro A o Micro B. Pero además, estos formatos hay que ‘combinarlos’ con las diferentes especificaciones en que están disponibles, de modo que como resultado tendremos todos los tipos de USB que existen o han existido anteriormente.

Formato Especificación Esquema
Tipo A 1.0 – 2.0
Tipo A 3.0 – 3.1
Tipo B 1.0 – 2.0
Tipo B 3.0 – 3.1
Tipo C 3.0 – 3.1
Mini A 1.0 – 2.0
Mini B 1.0 – 2.0
Micro A 1.0 – 2.0
Micro B 1.0 – 2.0
Micro B 3.0 – 3.1

Tipo A:  es el estándar que encontraremos en la mayoría de cables USB y puede ser utilizados con los estándares USB 1.0, 2.0, 3.0 y 3.1. Ahora bien, los conectores con el estándar 3.0 se diferencian por contar con una pestaña interna. Dentro del tipo A, podemos encontrar el de mayor tamaño, la mayoría de cables que se conectan a los puertos de un ordenador o portátil, tamaño «mini» utilizado principalmente en las cámaras digitales o el tamaño «micro» que es el que usan gran parte de los teléfonos móviles para cargar en el extremos que se conecta al dispositivo.

Tipo B: Es el tipo de USB utilizado para la conexión de impresoras o escáneres, de ahí que también se le conozca como USB de impresoras. Su forma es bastante más cuadrada que la del tipo A y podemos decir que hay dos subtipos distintos, el habitual para los estándares USB 1. y 2.0 y otro con una forma algo distinta y una pestaña en su interior para el USB 3.0.

Tipo C: Es el tipo de USB más actual y se caracteriza por se reversible, es decir, a diferencia con los tipos mencionados anteriormente, lo podemos conectar tanto de  un lado como del otro sin ningún problema. Algo que no podemos hacer con ninguno de los cables USB Tipo A y sus variantes ni tipo B.

Por los ordenadores y los teléfonos inteligentes, y sus periféricos y accesorios, los más extendidos son los USB Tipo A en su especificación 2.0, así como el Micro B en su especificación 2.0. Ahora, sin embargo, se ha estandarizado el USB Tipo C entre los dispositivos móviles y sus periféricos y cada vez más dispositivos lo están adoptando como conector. Las ventajas en cuanto a velocidad de transferencia y capacidad de alimentación son indudables, pero también es más práctico porque es un conector reversible.