Todo lo que debes saber sobre las lámparas inteligentes

En un momento en el que todo lo que nos rodea es inteligente, las lámparas también lo son. Cada vez parece que será menos habitual encender el interruptor al entrar o salir de una habitación o tener que levantarnos de la cama porque nos hemos dejado la luz del pasillo encendida. Las lámparas inteligentes y bombillas inteligentes nos permiten control remoto desde el teléfono móvil, encenderlas o apagarlas, controlar la intensidad o incluso crear ambientes que sorprenderán a nuestras visitas.

Puede que te parezca que un sistema de domótica o luces inteligentes en casa es algo de película de ciencia ficción o para personas con un alto presupuesto pero no es así, encontramos lámparas inteligentes desde diez o quince euros y podemos utilizarlas en la habitación para activar un temporizador antes de dormir o en el salón si quieres crear ambientes y modificar los colores para, por ejemplo, ver una película.

Qué son

Las lámparas inteligentes son, como su propio nombre indica, lámparas que podemos controlar mucho más allá de encender o apagar. Podemos controlar su intensidad, cambiar los colores, establecer un temporizador o incluso elegir cuándo se encienden si quieres que te despierten por la mañana. Puedes utilizarlas, generalmente, desde un teléfono móvil o compatibles con asistentes inteligentes como Alexa, Google Assistant, Siri. Nos permiten controlar la iluminación de forma remota, automatizar acciones o modificar colores, intensidad.

Tipos de luces

Debemos tener en cuenta que existen diferencias entre lámparas inteligentes y bombillas inteligentes. Es decir, las primeras son lámparas en sí, conectadas y de todo tipo, mientras que las bombillas nos permiten convertir en “inteligente” cualquier lámpara que tengamos por casa. Dependerá de lo que necesites en cada estancia o de lo que permita cada dispositivo en concreto. Generalmente las lámparas nos ofrecerán más ventajas o funciones, pero la principal ventaja de las bombillas es que podemos intercambiarlas cuando necesitemos, reutilizarlas de una lámpara a otra.

  • Lámparas

Hay lámparas LED de todo tipo: lámparas de escritorio o de sobremesa, lámparas de ambiente para exteriores y para jardín, focos empotrables, focos para el baño, plafón… Podemos ver, por ejemplo, todas las lámparas disponibles en la colección Philips Hue con LED integrado y que se adaptan a cualquier habitación, interior o exterior, o a cualquier tipo de estancia. También hay otras lámparas de sobremesa como es el caso de las lámparas de escritorio de Xiaomi o las de noche, como la Mi Bedside Lamp 2, por ejemplo. Todas ellas son inteligentes de por sí con LED integrado y no a través de una bombilla que podemos quitar y poner.

Mi Bedside

  • Paneles (Nanoleaf)

Hay paneles LED inteligentes que podemos montar a nuestro antojo. Una de las marcas más conocidas es Nanoleaf que nos permite personalizar cualquier pared a nuestro antojo, ponerlos con la forma que queramos y conectados entre sí con todo tipo de formas posibles. Los montamos a nuestro antojo y son compatibles con una app para iOS y Android además de con asistentes de voz. Nos permiten una personalización casi total de formas, con combinaciones infinitas, efectos especiales e incluso opciones de movimiento gracias a esta conexión entre ellos.

Nanoleaf

  • Bombillas

Las más habituales o conocidas son las bombillas ya que nos permiten aprovechar cualquier lámpara que tengamos por casa, sea o no inteligente. Las hay de todos los tipos posibles y tamaños y podemos elegir una serie de cosas como el tamaño (como es lógico) pero también potencia lumínica, la compatibilidad y conectividad, etc. Lo aconsejable es tener todas las bombillas del mismo lugar con el mismo ecosistema o que sean compatibles con tu mismo sistema de domótica, por ejemplo.

Ventajas e inconvenientes

Las lámparas inteligentes tienen muchísimas ventajas y a día de hoy son imprescindibles en muchas casas. Lo primero y principal es que nos permiten control remoto no solo para encender o apagar sino que nos permiten ajustar la intensidad sin moverte. Imagina, por ejemplo, que estás en el sofá y vas a comenzar a ver una película. Bastará con usar tu teléfono para apagar una y encender otra o para bajar la intensidad o subirla según necesites. El control remoto, además, también nos permite encender o apagar cuando estemos fuera de casa si nos preocupa que piensen que no hay nadie, por ejemplo.

Modelos y catálogo

Uno de los inconvenientes clásicos era la falta de modelos disponibles entre los que elegir. Por ejemplo, no había demasiados modelos de lámparas inteligentes que se ajustasen al diseño o a la estética de nuestro hogar pero esto ya ocurre cada vez menos gracias a que muchos fabricantes están apostando por un amplio catálogo. Desde Philips, con su gama Hue, o incluso modelos de marcas clásicas de iluminación que incorporan ya la posibilidad del control móvil o por asistentes.

Control total de intensidad y color

No solo nos permiten un control remoto sino otras funciones que habitualmente no podemos tener en lámparas convencionales: podemos elegir el color exacto, podemos ajustar la intensidad y podemos configurar un temporizador. Este tipo de lámparas permiten crear rutinas, rutinas como despertarte a las ocho de la mañana y que la luz vaya aumentando poco a poco hasta la hora exacta. O rutinas de dormir para que vaya disminuyendo la intensidad paulatinamente durante diez minutos. También permiten crear ambientes desde, por ejemplo, la app de Philips: si hay varias lámparas en la misma habitación se combinarán de forma automática para un ambiente concreto, cada una de un color y sin preocuparte de hacerlo manualmente.

Cómodas

Otra de las ventajas es su comodidad, más allá de una app o no. Bastará decir “Alexa, apaga la luz del aparador” para que se apague. Control total por la voz sin preocuparte de interruptores, de enchufes. Y, además, este control total derivará en otra ventaja: ahorro. Conseguiremos una vida útil larga con bombillas que suelen durar años y años, con consumo bajo gracias a tecnología LED.

Cómo funcionan

Depende de la lámpara o modelo que utilices funciona de una forma u otra. A nivel de usuario puede que no te interese lo más mínimo cuál es la tecnología utilizada sino cómo las usas tú. En ese caso, básicamente debes conectarte con una aplicación y enlazar la lámpara a tu teléfono o cuenta. Desde aquí puedes encender, apagar, etc. Es similar en prácticamente todas las lámparas ya sea el modelo Philips Hue o el de WiFi.

App Philips Hue

Pero hay algunas cosas a tener en cuenta. Por ejemplo, si necesitan un puente o no para controlarlas y enlazarlas desde el router. Un dispositivo que funciona como “puente” entre las luces, el router y tu teléfono para poder controlarlas.

Hue App

En este último caso, encontramos como ejemplo el Philips Bridge que funciona como puente. ¿Puedes usar las lámparas o bombillas de Philips sin este puente? Sí. Podemos enlazarlas (generalmente, aunque puede que haya modelos que sean una excepción) a través de la aplicación del móvil vía Bluetooth. Pero esto tiene inconvenientes y ventajas: la ventaja es que no tendremos que comprar el Bridge y pagar por separado. Pero el inconveniente es que solo funcionarán si están dentro del rango de Bluetooth de tu móvil. Por ejemplo, no podrás encenderlas o apagarlas desde fuera de casa o no podrás encenderlas o apagarlas si tienes una casa con varias plantas y la señal del Bluetooth no llega de una a otra. En ese caso, lo más aconsejable es apostar por el puente para poder tener el control total.

Philips Hue Bridge

Zigbee y Z-Wave

En el caso de que haga falta un HUB o bridge como intermediario, algunas de las tecnologías o protocolos utilizados son ZigBee o Z-Wave, por ejemplo. Zigbee es un protocolo de comunicación inalámbrico que ya se utiliza en este tipo de sistemas de domótica y en otros como un aire acondicionado inteligente, por ejemplo. Zigbee funciona con ondas de radio de baja energía para tener varios dispositivos o aparatos comunicados entre sí sin necesidad de que todos ellos estén conectados al router de forma individual. Es por eso que hace falta ese puente o HUB que es el que se conecta al router y que consigue tener Internet. Y desde el puente o hub al resto de dispositivos donde se envía la señal. En este caso, a las lámparas que haya en casa.

Similar a Zigbee está Z-Wave, otro protocolo de conexión. Similar al anterior pero con una única diferencia: es un sistema cerrado frente al protocolo abierto Zigbee. Tiene un mayor rango o alcance (fundamental si vives en una casa muy grande o si estás utilizando las lámparas en una gran oficina) y permite un número mayor de dispositivos conectados (hasta miles de ellos) pero es un protocolo cerrado y puede que eso nos pueda dar algún problema de compatibilidad frente a Zigbee.

Lámparas inteligentes

Hay muchas lámparas inteligentes que puedes comprar…

Philips Hue Iris Lámpara de Mesa

Para la entrada de casa, la mesita de noche, el aparador del comedor… Esta lámpara de Philips está disponible en varios modelos diferentes con LED integrado y control por Bluetooth que puedes usar sin necesidad de comprar el Hue Bridge o con control remoto con el dispositivo. Permite todo tipo de colores e intensidades y es compatible con la app de Philips pero también con Alexa, el Asistente de Google o HomeKit. Tiene 110 voltios y 90 Vatios y es una de las mejores opciones si buscas una lámpara de sobremesa con un diseño elegante, bonita y versátil.

Philips Hue Still Plafón inteligente

Para cualquier habitación de casa puedes escoger el plafón Still de Philips HUE disponible en negro o en blanco con luz LED y con posibilidad de controlar luz cálida o fría. Es compatible con la app, con Alexa y con Google Home y también cuenta con conectividad Zigbee y Bluetooth. Podemos configurar temporizador, encenderla o apagarla de forma remota e incluye un mando para la pared por lo que no necesitaremos necesariamente el teléfono para ello. Admite varios modos para adaptarse a cualquier situación: relax, concentración, energía o lectura.

Xiaomi Bed

La lámpara de mesita de noche de Xiaomi es una de las más recomendables por calidad-precio, por menos de 50 euros y controlable por el teléfono móvil. Tiene ajuste de intensidad, ajuste de color y ajuste de temperatura. Podemos configurar un temporizador por lo que es ideal para una habitación infantil y funciona de forma automática con la app, sin necesidad de usar ningún puente adicional.

Xiaomi Mi Lámpara de escritorio

Otra de las lámparas inteligentes recomendables de Xiaomi es su flexo de escritorio disponible en España y complemento ideal para trabajar o estudiar. Por menos de 40 euros tiene cuatro modos de iluminación y un diseño minimalista. Busca reducir el centelleo para reducir la fatiga y podemos ajustar brillo, temperatura de color y podemos elegir entre cuatro modos: modo de lectura con un tono neutro y luminancia del 100%, modo ordenador para proteger los ojos y con reducción de luz azul, modo niño para proteger posibles daños ópticos de los más pequeños y modo foco para personalizar periodos y adaptándose a la técnica de productividad Pomodoro.

Convertir en inteligente cualquier lámpara

Hay varias opciones para convertir en inteligente cualquier lámpara que tengas por casa. La primera y más recomendable es apostar por una bombilla inteligente que puede controlarse desde una aplicación y que encontramos de muchísimas marcas diferentes en Amazon, por ejemplo. Las hay de todos los tamaños e intensidades.

Pero también tenemos la opción de apostar por enchufes inteligentes que nos permiten encender o apagar lámparas que ya tenemos o que tienen bombilla integrada. También encontramos enchufes multidispostivo que lo mismo puedes usarlo para mantener encendida la lámpara o para encender de forma remota la cafetera pero que te ayudarán a controlar cuándo se enciende o se apaga.

Philips cuenta con un enchufe Philips Hue Smart Plug que puedes usar en cualquier lámpara que tengas en casa para conectarla y convertirla en inteligente. Es compatible con Bluetooth y con Zigbee con el puente Hue y simplemente debes enchufar la lámpara al Smart Plug y el Smart Plug a la corriente. Así podrás encender o apagar la luz desde tu móvil con el resto de controles de la casa.

1 Comentario