Disco duro externo: cuál comprar y cómo elegir el mejor

Hardware

Los discos duros externos son una de las mejores soluciones que tenemos para almacenar datos que no tenemos, o simplemente para realizar copias de seguridad de fotos, música, películas y todos nuestros datos más importantes. Con ello, nos aseguramos de no tener que pagar por almacenarlos en la nube, además de poder llevarlos siempre con nosotros. Por ello, vamos a ver qué factores tenemos que analizar al comprar un disco duro externo, y cómo elegir el que más nos convenga.

Capacidad de almacenamiento de un disco duro externo: de 500 GB a 4 TB

El primer factor que tienes que mirar al comprar un disco duro externo es cuánta capacidad necesitas. La mayoría de discos duros externos actuales cuentan con capacidades que parten en los 500 GB para los más baratos, y llegan a los 3 o 4 TB en los más caros sin que el precio empiece a dispararse.

toshiba disco duro externo

Los más común es que la capacidad base sea de 1 TB por precios en torno a los 50 euros, mientras que los 3 TB ronden los 100 euros. Es recomendable comprar un disco duro de una capacidad ligeramente superior a la que necesites, ya que, sin quererlo, al final vas a acabar llenándolo de cosas.

Si eliges un SSD externo, para encontrar la misma capacidad es necesario irse a precios que llegan a ser del triple. Mientras un disco duro de 500 GB vale menos de 50 euros, un SSD de 500 GB cuesta 166,66 euros. Aunque siempre puedes hacerte un pequeño SSD externo con una unidad NVMe.

Velocidad

La velocidad es importante a la hora de transmitir archivos, ya que en multitud de ocasiones vamos a copiar archivos que ocupan decenas de GB que pueden tardar varios minutos en copiarse. A esto hay dos factores que afectan: la tecnología de almacenamiento utilizada, y el tipo de interfaz del conector.

Un disco duro externo llegará a alcanzar velocidades de hasta 110 MB/s a través de USB 3.0. Sin embargo, los SSD externos pueden llegar hasta 500 MB/s sin problema, o incluso más si usan conector USB C e interfaz Thunderbolt 3. Con estas últimas se pueden llegar a tener velocidades de más de 1 GB/s, ideal para copiar archivos con alta velocidad.

USB 3.0 permite alcanzar velocidades de hasta 5 Gbps (625 MB/s), mientras que USB 3.1 Gen 2 alcanza hasta 10 Gbps (1,25 GB/s). Con Thunderbolt 3 es posible llegar hasta 40 Gbps (5 GB/s), aunque no existe ninguna unidad capaz de alcanzar actualmente esas velocidades.

Portabilidad

Si vas a llevar el disco duro siempre encima, es recomendable que te replantees si no es mejor coger un SSD en formato M.2 como recomendábamos antes y ponerlo en una carcasa externa. El peso de un disco duro externo suele ser de unos 240 gramos, lo cual se nota bastante si lo llevamos siempre encima.

Si lo vas a tener siempre en casa y no vas a moverlo casi nunca, el peso tampoco te importará demasiado. De hecho, en este último caso puedes plantearte incluso comprar una unidad de 3,5 pulgadas, como este Seagate Expansion de 4 TB, ya que son más baratos que sus versiones de 2,5 pulgadas. Estos últimos suelen requerir un conector externo para la corriente, por lo que también debes tener en cuenta si prefieres tener que enchufar sólo un simple cable USB a tu PC para que todo funcione correctamente.

Durabilidad

La durabilidad y la resistencia es otro factor importante que puede llevarte a elegir un disco duro o un SSD. Mientras que hay marcas que los hacen resistentes a golpes, un disco duro siempre va a ser más sensible a éstos que un SSD. Aunque el brazo del disco duro esté siempre separado para evitar romper el disco, en un SSD no hay ningún problema porque todo son chips que resisten más fuerzas G en un impacto.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que un SSD tiene ciclos de escritura limitados con respecto a un disco duro, por lo que tendrás que ver si vas a estar copiando y escribiendo información constantemente para que con el paso de los años no te quedes con la imposibilidad de meter nuevos archivos en la unidad.

WD Elements - Disco Duro Externo portátil de 2 TB con USB 3.0, Color Negro EUR 65,89 EUR

Seguridad

Desde hace unos años, casi todos los discos duros externos incluyen sistemas de cifrado para proteger nuestros datos y evitar que cualquier persona que se haga con él pueda acceder a los datos. Aunque hay muchos programas que ofrecen cifrado por software, estos son mucho más lentos. Por ello, si vas a cifrar tus datos, asegúrate de que la unidad ofrezca cifrado por hardware, que es más rápido. Algunas unidades ofrecen incluso carcasas protectoras más duras para asegurar de que nadie pueda acceder al almacenamiento interior.

Otros aspectos a tener en cuenta

Hay algunas unidades de almacenamiento que ofrecen funcionalidades extra, como puede ser conexión WiFi para sincronizar automáticamente. Otros fabricantes también ofrecen periodos de garantía extendida dependiendo del precio y capacidad de la unidad.

También puedes tener en cuenta si te conviene comprar una unidad de almacenamiento interna y comprar una carcasa para discos duros o para SSD, y posteriormente incorporarla dentro de tu ordenador. Si la compras de 2,5 pulgadas, deberás tener en cuenta que luego en un ordenador de sobremesa serán más lentas. Si la compras de 3,5 pulgadas, será más difícil de transportar.

También es posible que quieras copiar archivos de tu móvil al disco duro, lo cual puedes hacer si tienes un móvil Android y un adaptador para provechar conexiones OTG, como este útil dongle.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Álvaro Lázaro Laín

    Los discos duros externos son una maravilla, Voy a contar, no obstante mi opinión. Si te vas a comprar un disco duro externo, lo mejor es que sea de 3 TB ó 4TB. Ya que, además de que por TB cuesta mucho más barato, utilizan una tabla de partición GTP que es mucho mejor que las MBR. Y todos los discos duros de más de 2 TB tienen GTP, ya que no es posible las MBR con una unidad de más de 2 TB. En mi caso tengo un disco duro externo de 1 TB y MBR, y como se te estropee el primer clúster, se pueden borrar los datos (A mí me ha pasado). Por ello ahora compro unidades de más de 2 TB. Y esa es mi experiencia por si le sirve a alguien.
    Saludos

    • Franco Castillo

      ¿Y cuál es la diferencia entre MBR y GPT?

      • Álvaro Lázaro Laín

        En un disco MBR, los datos de partición y arranque se almacenan en un solo lugar. Si estos datos se sobrescriben o corrompen, estás en problemas. Por el contrario, GPT almacena múltiples copias de estos datos en el disco, por lo que es mucho más robusto y puede recuperarse si los datos están corruptos.

        • Franco Castillo

          Ah ok. Gracias!!

    • eoiuijlkg

      No tienes por qué comprar discos de más de 2TB para tener GPT, simplemente tienes que convertir tu disco MBR a GPT, da igual el tamaño.

      Cuando se corrompe el MBR los datos no se borran, están ahí pero sin listar y se puede intentar recuperarlos.

      Así que el único argumento válido para comprar discos grandes es que el TB te sale más barato.

      • Álvaro Lázaro Laín

        Sí, pero si tienes un disco duro de arranque y se te corrompe el MBR no puedes iniciar Windows, . Eso me ha pasado a mí, cuando tenía Windows 95. Con el GPT no pasa eso.
        Saludos

        • eoiuijlkg

          Desde windows 95 ha llovido mucho.

          Si se corrompe el MBR y no puedes arrancar windows, suele repararse con fixmbr.

          Pero si aún así prefieres GPT, no hay problema, puedes usarlo en cualquier disco, no es necesario comprarlo de 4TB, por eso digo que no es un argumento válido para preferir un disco grande.

    • MBR no puede ser de mas de 2 TB, pero no hay ninguna limitacion para poner GPT en un disco de 100 MB de hace 25 años jejeje…

      Puedes tener GPT en un disco de 500 GB sin problema, al crear la tabla de particiones le dices que es GPT y no MBR y listo

    • eoiuijlkg

      Por cierto, en cuanto a GPT, también hay que tener en cuenta la compatibilidad. Por ejemplo, una smart tv probablemente no te reconozca GPT.

      Al final depende de para qué quieras el disco. Tu elección es buena pero otros puede que tengan otras prioridades, conociendo los pros y los contras, que cada uno elija.

  • Jose Perez Gallego

    Tengo muchos datos para guardar sobre todo películas. Desde hace años me he pasado a discos 2,5″ lo mas grandes posibles. Siempre tengo dos y los datos están doblados para no perder nada en caso de fallo. Actualmente y aprovechando las ofertas tengo dos de 5 teras. Estoy esperando de mas capacidad. Leí hace un tiempo que iban a sacar uno de 8 teras. Esperaré hasta entonces. Me niego a usar los de 3,5″ con todo el handicap de necesitar corriente. Con los USB 3.1 y USB tipo C, estos discos tendrían ya suficiente potencia eléctrica para no andar necesitando cables de conexión.