Análisis Átika, Vodafone TV sin manos y con sonido Premium

Análisis Átika, Vodafone TV sin manos y con sonido Premium

Claudio Valero

El control por voz, los asistentes inteligentes y, en general, todas las nuevas formas de interactuar con la tecnología sin manos cada vez tienen más adeptos. Además, esto es sólo principio. Ya que nadie quiere quedarse fuera, Vodafone lo va a intentar con Átika, un altavoz de máxima calidad que, además de por el sonido, destaca con respecto a la competencia por tener dos “inteligencias” en su interior. Podremos decir “Hola Átika” para controlar la televisión, pero también “Alexa” para acceder a sus interminables funciones y conocimientos. ¿Pero cómo se traduce esto en nuestro día a día? Así ha sido nuestra experiencia probando el altavoz Átika de Vodafone.

A principios de diciembre se lanzaba Átika para controlar Vodafone TV por voz. Esta era la segunda incursión de Vodafone tras su mando de control por voz. En este caso, Ignacio García-Legaz, director de Vodafone TV, nos presentaba este nuevo altavoz con capacidad para cambiar cana, consultar programación, navegar por los menús, realizar búsquedas o apagar el decodificador, pero que además funciona como “barra de sonido”, altavoz Bluetooth y asistente personal con Alexa.

El altavoz se podrá comprar online, tiendas físicas o televenta para clientes y no clientes. Estos no podrán controlar la televisión y el precio será de 399 euros. Mientras, los clientes, pagarán 216 euros o financiado 6 euros al mes durante 36 meses.

Características técnicas

Átika de Vodafone es un altavoz inteligente fabricado por Devialet, una de las marcas de equipos de sonido de gama alta más prestigiosas del mercado. Más allá de sus funciones inteligentes, lo cierto es que estamos ante un altavoz de altísima calidad que se coloca bastante por delante de lo que nos ofrecen otros altavoces inteligentes de la competencia.

A nivel de características técnicas, Átika no ofrece:

  • Dimensiones: 21 centímetros de alto x 12,4 centímetros de largo y ancho
  • Peso: 1,4 kilogramos
  • 6 micrófonos con tecnología de cancelación de ruido.
  • Sonido envolvente 5.1 Dolby Audio con algunas tecnologías de Devialet.
  • Potentes bajos y gran rango dinámico con tecnología Devialet SAM
  • 2 subwoofers y 3 altavoces
  • Tecnología Devialet SPACE para una experiencia sonora inmersiva
  • Ajuste automático del volumen con tecnología AVL.

átika

Caja, contenido y conexión

El altavoz inteligente de la operadora británica se presenta en una caja bastante elegante que se abre por la mitad para mostrarnos el dispositivo perfectamente protegido con una espuma muy densa de color negro. El contenido de la caja pasa por llevar Átika, una enorme fuente de alimentación, cable óptico, manual de instrucciones e información de seguridad.

Uno de los requisitos de este altavoz, además de tener una toma de corriente para su alimentación, pasan por tener el decodificador 4K de Vodafone TV que sea compatible. Átika no funcionará con el deco con disco duro u otro equipamiento no preparado para el control por voz. Por esa razón, debemos actualizar nuestro decodificador en caso de tener un modelo desfasado.

átika

Las conexiones que deberemos hacen pasar por conectarlo a su fuente de alimentación, en nuestra opinión demasiado grande y aparatosa, además de al decodificador de Vodafone TV mediante el cable óptica para conseguir la experiencia de sonido envolvente. Realmente, el altavoz “hace” de barra de sonido, pudiendo ahorrarnos este elemento al tenerlo todo en un solo dispositivo.

La app, el talón de Aquiles de Átika

Una vez que lo tenemos todo claro a nivel de conexiones, toca empezar con la configuración. Os adelantamos que la aplicación de Átika es lo más flojo, con diferencia, de todo el conjunto. Tanto el altavoz como sus funcionalidades están muy por encima del proceso de configuración, de las opciones de la aplicación y de la fiabilidad de esta. Sin duda, un campo en el que Vodafone tiene margen de mejora para ofrecer una experiencia de usuario superior.

vodafone atika app

Volviendo al tema de la configuración, estos son los pasos que debemos seguir según explica Vodafone:

  1. Descarga la App Átika de Google Play Store, si tienes un teléfono Android, o de la Apple App Store, si tienes un iOS.
  2. Al abrir la App de Átika te guía paso a paso durante el proceso de configuración del altavoz, la conexión a la red wifi y a Alexa. Además, te permite controlarlo, una vez instalado, y te recomienda la mejor ubicación. Para una mejor experiencia acústica, Átika debe colocarse con una pared detrás, no debe meterse en un espacio cerrado ni dejarlo detrás de la pantalla del televisor.
  3. Conecta el cable óptico S/PDIF con conectores TOSlink-MiniTOSlink al decodificador y al altavoz Átika.
  4. Enchufa la fuente de alimentación a la corriente eléctrica y después al conector de la parte trasera del altavoz.
  5. Mantén pulsado el botón trasero para poner el altavoz en “modo configuración”. Por defecto está en este modo (en el que emite su propia red wifi).
  6. Cuando la app reconoce la wifi emitida por el altavoz Átika en modo configuración, ofrece configurarlo. Selecciona la wifi a la que conectarlo e introduce la contraseña de la wifi. La app le pasa la contraseña al altavoz mediante la wifi de este y, después, vuelve a la red original automáticamente (ten en cuenta que en iOS debes hacer el cambio manualmente).
  7. Tienes la posibilidad de asociar el altavoz a tu cuenta de Amazon (no es obligatorio, pero, si no lo haces, no podrás usar Alexa). La App de Átika reconoce si ya tienes en tu móvil una App de Amazon con una cuenta, y en ese caso solo pide confirmación. Si no, tienes que introducir usuario y contraseña.
  8. Terminada la instalación, solo queda asociar Átika con el decodificador de Vodafone TV. Es necesario tener configurado y conectado el altavoz Átika a la misma red wifi mediante su app. Luego sigue estos pasos para poder asociarlo con tu decodificador:
  9. Desconecta de la red eléctrica tanto el decodificador como el altavoz Átika.
  10. Conecta a la red eléctrica el decodificador y espera a que éste arranque y muestre el Menú Principal.
  11. Conecta a la red eléctrica tu altavoz Átika. La asociación se hace automáticamente.

Como vemos, se trata de un proceso “demasiado” complicado para un usuario normal y corriente. En otros altavoces inteligentes el proceso es bastante más sencillo, como por ejemplo en la aplicación Alexa de Amazon. Sin embargo, si seguimos los pasos al pie de la letra, no vamos a tener ningún problema.

Hay algunas cosas que debemos tener en cuenta. Por ejemplo, que hay que mantener desenchufado de la corriente eléctrica cualquier otro decodificador, porque Átika solo puede asociarse simultáneamente con un decodificador. En segundo lugar, que, si el decodificador permanece desconectado de la corriente eléctrica durante mucho tiempo, el proceso se reinicia. Y finalmente, que podemos conectar directamente el altavoz a Vodafone TV en “Configuración” y bajando hasta “Configuración del Sistema” > “Asistentes de Voz”.

Calidad sonido

Ya tenemos el altavoz Átika conectado y realmente vemos que se escucha bien. De hecho, se escucha muy bien. Cualquier contenido de Vodafone TV, aunque sea un simple programa de entretenimiento de la televisión tradicional, gana mucho con la mejora del sonido. Está claro que esto depende de lo que tengamos ya en casa. Si contábamos con un sistema de cine en casa o una barra de sonido de alta calidad, no vamos a notar diferencia, pero sí lo haremos con respecto a los altavoces de la propia televisión.

átika

El peso de Átika puede parecer elevado cuando se coge por primera vez, pero creemos que tiene también una explicación. Pese a poner el sonido al máximo, no notamos vibraciones extrañas ni nada que distorsione la experiencia. Además, es importante atender a las recomendaciones de configuración que nos piden colocarlo a una distancia exacta de la pared, ya que esto amplifica el sonido.

Pero lo bueno es que no sólo nos sirve para escuchar Vodafone TV o Alexa, también podemos conectar cualquier otro dispositivo por Bluetooth. Es compatible con Spotify Connect, pero podremos escuchar cualquier fuente de sonido, por ejemplo, nuestro teléfono móvil conectado por Bluetooth. De nuevo, encontramos una calidad de sonido excepcional que dista bastante de la que ofrecen otros altavoces inteligentes famosos.

Control de Vodafone TV

Hasta ahora hemos hablado de su función como altavoz para reproducir sonido de alta calidad, pero Átika es bastante más. De hecho, su principal cometido pasa por permitir el control de Vodafone TV con la voz. Aquí la experiencia es casi idéntica a la del mando por control por voz. Si lo tenemos, nos podemos imaginar perfectamente lo que vamos a poder hacer con Átika.

Todo comienza con un “Hola, Átika” y después le diremos lo que queremos hacer. Dos apuntes en este punto. El primero es que la frase de activación es algo larga y hubiéramos preferido un “Átika”, pero todo es acostumbrarse. Lo segunda, que tenemos un botón para silenciar el micrófono y que no escuche nada de lo que decimos. Tras la puntualización, hay que decir que el altavoz siempre nos ha respondido a la primera cuando hemos dicho el comando de activación.

Al decir “Hola, Átika” y una frase como “quiero ver Antena 3”, ese texto nos aparecerá en la pantalla al tiempo que lo decimos. Casi de forma inmediata, estaremos viendo Antena 3. Lo que más nos ha gustado es que no se limita a permitir el control de lo que estamos viendo, también podemos navegar por los menús. Esto parece una tontería, pero es mucho más rápido decirle que te abra la configuración que abrir el menú con el mando y buscar la opción.

átika

Algunos comandos que podemos decir son:

«…pon FOX»

«…configuración de subtítulos»

«…ver el canal 50»

«…abrir HBO España»

«…ver desde el principio»

«…lanza Netflix»

«…retrocede 5 minutos»

«…busca Tronos»

«…ir al minuto 80»

«…Brad Pitt»

«… ¿qué han dicho?»

«…busca películas de acción»

«…pon el volumen al 50%»

«…busca comedias de Tom Hanks con Catherine Zeta Jones»

«…silencio»

«…encender Vodafone”

«…ver el episodio más reciente de Modern Family»

«…ir a mis grabaciones»

«…películas de acción de Arnold Schwarzenegger»

«…guía de televisión»

«…abre la miniguía»

Alexa como nunca lo habías visto

Si hemos configurado Alexa, algo que no es obligatorio, pero sí muy recomendable, ya tenemos dos altavoces inteligentes en uno. Eso sí, algunas acciones de Alexa (multiroom, comunicación, modo susurro, etc.) no están disponibles en Átika, pero no son realmente relevantes o al menos no se encuentran entre las más utilizadas.

átika

De lo que podemos hacer con Alexa no os vamos a descubrir nada, pero sí es cierto que utilizarlo con Vodafone TV enriquece la experiencia. Si tenemos una Smart TV compatible con Alexa nos podemos hacer una idea ya que utilizará la propia pantalla del televisor para mostrar información de lo que le hemos pedido, además de radiárnosla por el altavoz. Si le preguntamos por la edad de un actor o por el tiempo de mañana, lo veremos también en la pantalla de Vodafone TV.

Conclusiones

Átika de Vodafone tiene muchas luces y muy pocas sombras, por lo que es una compra recomendada siempre que entre dentro de nuestro presupuesto. La experiencia de Vodafone TV pasa a un siguiente nivel con Átika por varias razones, aunque las más evidentes son la mejora de la calidad del sonido con un 5.1 envolvente muy capaz y la posibilidad de utilizar Vodafone TV sin tocar el mando (ideal para pasar la tarde bien tapado en el sofá).

átika

En este caso, los puntos a mejorar por parte de Vodafone serían también dos. Por un lado, habría que intentar reducir el transformador de corriente, bien integrándolo en la propia unidad o de cualquier otra forma, ya que es complicado de esconder. Por otro lado, la aplicación de Átika está muy verde. Debe ofrecer más opciones, una configuración sin tantos pasos o requisitos y mayor fiabilidad. No puede ser que no detecte en ocasiones la unidad y toque “abrir y cerrar” para que todo vuelve a la normalidad.

Puntos fuertes:

  • Sonido
  • Control de televisión
  • Alexa sin necesidad de comprar un Echo

Puntos débiles

  • Adaptador de corriente
  • Aplicación