Cómo utilizar el cliente de Escritorio Remoto de Windows 8.1

En un tutorial anterior os hemos enseñado cómo habilitar y configurar el escritorio remoto que Windows trae instalado por defecto para controlar los ordenadores de forma remota. Una vez habilitamos el servidor del escritorio remoto en nuestro ordenador debemos utilizar el propio cliente que viene por defecto con Windows (u otro compatible con el protocolo RDP) para conectarnos desde otro ordenador al nuestro (o viceversa).

Para abrir el cliente de Escritorio Remoto de Windows debemos desplegar el panel lateral de Windows 8.1 y allí teclear “escritorio remoto” y seleccionar la primera opción que nos aparecerá.

Escritorio_remoto_windows_cliente_foto_1

Nos abrirá una ventana similar a la siguiente.

Escritorio_remoto_windows_cliente_foto_2

En la parte superior disponemos de una serie de pestañas con la diferente configuración.

En la pestaña general es donde configuraremos la conexión al escritorio remoto. Para ello debemos introducir la dirección del ordenador remoto (el dominio o la dirección IP) y el usuario con el que iniciaremos sesión en dicho equipo. Debemos asegurarnos de que el usuario exista ya que si no no podremos iniciar sesión correctamente.

El resto de pestañas están orientadas a la configuración de la conexión. La primera de las pestañas de configuración nos permite configurar la resolución y la profundidad de color que veremos en nuestro ordenador. Debemos dejar esto por defecto o cambiarlo para ajustarlo a nuestra conexión a internet de manera que si disponemos de una conexión lenta debemos reducir la calidad para mejorar el rendimiento general del escritorio remoto.

Escritorio_remoto_windows_cliente_foto_3

La siguiente pestaña está relacionada con los recursos que podremos utilizar del ordenador remoto, por ejemplo, sonido, teclado o impresoras.

Escritorio_remoto_windows_cliente_foto_4

La siguiente pestaña nos permite programar un programa que se ejecute automáticamente al iniciar la conexión (por ejemplo un servidor FTP para solucionar la carencia de la transferencia de archivos).

Escritorio_remoto_windows_cliente_foto_5

En la siguiente pestaña, la de rendimiento, configuraremos la calidad (de forma similar a la pestaña de pantalla) de manera que elegiremos la velocidad de nuestra conexión para que automáticamente se configuren determinados parámetros de calidad para nuestra conexión.

Escritorio_remoto_windows_cliente_foto_6

Para finalizar, en el apartado de configuración avanzada podremos establecer el tipo de autenticación para el sistema y los usuarios para los que permitiremos la conexión remota.

Escritorio_remoto_windows_cliente_foto_7

Una vez configurado todo el cliente de Escritorio Remoto estaremos listos para introducir la dirección IP o el dominio en la primera de las pestañas y conectarnos al ordenador. Una vez se establezca la conexión iniciaremos sesión con el usuario y contraseña correspondiente y ya tendremos control completo sobre el equipo.