WhatsApp añadirá nuevos verificadores de bulos para evitar polémica

WhatsApp añadirá nuevos verificadores de bulos para evitar polémica

Alberto García

En las últimas semanas se han generado nuevos bulos y polémicas en torno a la verificación de mensajes en WhatsApp. Desde Vox afirmaron que WhatsApp había limitado el número de reenvíos por petición del gobierno (cuando es falso, ya que lo han aplicado en todo el mundo), además de llegar a decir que Newtral y Maldita censuraban y llegaban a espiar mensajes de WhatsApp, lo cual es imposible porque los mensajes van cifrados de extremo a extremo. Sin embargo, WhatsApp y Facebook van a tomar medidas para garantizar un mayor número de verificadores de noticias.

WhatsApp lanzó hace unos meses la International Fact-Checking Network (IFCN). En ella, recoge a medios de cada país dedicados a contrastar los bulos que circulan por el país. Utilizar estos medios es algo opcional, ya que es el usuario el que puede decidir si ir o no a las webs para contrastar los bulos, y en ningún caso se censuran los mensajes enviados. Distinto es lo que ocurre en Facebook, donde la red social sí marca como bulos las noticias falsas desde principios de año.

AFP, EFE, Newtral y Maldita: los 4 verificadores de WhatsApp y Facebook

Actualmente WhatsApp sólo enlaza a Maldita y Newtral, con sus correspondientes números de teléfono, ya que son los dos medios dedicados a determinar si un suceso es o no cierto. Sin embargo, el pasado cinco de marzo la agencia EFE pasó un proceso de homologación y verificación y pasó a formar parte de la IFCN, donde también está AFP en nuestro país.

Formar parte de esa red permite a EFE verificar el contenido en Facebook e Instagram, tal y como hacen ya medios como Reuters o The Washington Post. En la actualidad, Facebook trabaja con AFP, Newtral y Maldita para verificar fotos, enlaces a noticias y vídeos difundidos en la red social. Una vez que un contenido se reporta, Facebook le asigna diferentes categorías dependiendo de lo que digan las agencias de verificación, pudiendo ser falso o parcialmente falso.

Una vez se determina que un contenido es falso, se reduce su aparición en los tablones de los usuarios, además de poner una alerta de que el contenido es falso. No obstante, aunque tenga esa marca, el usuario puede seguir accediendo al enlace o ver la foto o vídeo, pero se añade información para que lo que lee se haga el preaviso de que es falso. En el caso de que un medio tenga publicaciones que son marcadas de forma reiterada como falsas, se le impone un límite de distribución de contenido, además de no poder mostrar publicidad. Las calificaciones de contenido falso se pueden recurrir.

Por tanto, mientras en Facebook seguirá marcándose el contenido como falso, en WhatsApp esto no puede hacerse porque la aplicación no sabe el contenido de los mensajes que estamos enviando. Lo único que WhatsApp conoce son los metadatos, como a quien le hemos mandado el mensaje, o si éste es reenviado.

La Policía y la Fiscalía van detrás de los creadores de bulos

Así, si es reenviado, ahora aparece una lupa al lado para buscar el mensaje en Google y ver si es falso o no, así como se limita el número de reenvíos para evitar la propagación de estos contenidos, donde hay quien ha aprovechado esto como una razón para no usar WhatsApp. Si hay noticias que no aparecen ni en los medios más extremistas que están esperando a cualquier cosa para darla, seguro que lo que te están enviando es falso, ha ocurrido en otro país, está sacado de contexto, o cualquier tipo de mentira. La propia Policía Nacional está llevando una campaña contra la propagación de bulos en redes sociales, y la Fiscalía va a investigar si hay un grupo criminal detrás de todas las campañas de bulos.