La sonda BepiColombo ha fotografiado Venus de camino a Mercurio

Son muchos los satélites como los de SpaceX o Blue Origin que se encuentran en órbita recopilando información útil. Hay diferentes aeronaves espaciales en el espacio haciendo diferentes misiones. Se tenía previsto que un par de sondas pasaran esta misma semana por Venus, y así lo han hecho ya ambas naves. BepiColombo ha pasado a aproximadamente algo más de 550 kilómetros de distancia del planeta. Pasó tan cerca de Venus al completar uno de los nueve sobrevuelos que tiene que hacer la sonda en su camino hacia Mercurio. Durante el vuelo, cuando estaba a más de 1.500 kilómetros del planeta, la sonda tomó una fotografía del planeta que se ve espectacular. La instantánea se tomó usando una de las cámaras con las que cuenta la nave.

Este sobrevuelo se produjo el pasado martes, mientras que la otra sonda pasó a casi 8.000 kilómetros de distancia del planeta. El problema fue que esta segunda sonda no pudo tomar ninguna fotografía, pero no por la lejana distancia a la que se encontraba, sino porque tenía que apuntar su camara lejos de Venus ya que para dirigir hacia el Sol todos sus paneles fotovoltaicos.

Se estudian distintos aspectos de Venus

La misión de ambas sondas es averiguar información sobre el entorno magnético y el plasma de Venus, y así lo han hecho, obteniendo cosas interesantes. Además, una tercera nave que ya se encontraba en órbita alrededor del planeta también ha estado recopilando esta misma información.

Por tanto, toda lo que se ha obtenido sobre el plasma y el entorno magnético de Venus puede compararse desde tres visiones distintas.

La imagen que envió la sonda a nuestro planeta tuvo que ser editada para mejorar tanto el contraste como la exposición y tener así una fotografía de mayor calidad. En la fotografía se puede ver de fondo el planeta, además de una antena y parte de la estructura del componente Mercury Planetary Orbiter de la Agencia Espacial Europea.

También se quiere estudiar Mercurio

Este sobrevuelo es el segundo que se hace después de los que ya se hicieron el año pasado tanto en nuestro planeta como en Venus. Además de estos dos, se harán otros seis dentro de aproximadamente dos meses en Mercurio, cuando la sonda de coloque en órbita alrededor de este planeta.

Los cálculos estiman que la sonda BepiColombo no llegará hasta dentro de cuatro años a Mercurio. Es mucho tiempo, pero hay que tener en cuenta la lejanía del planeta.

Una vez que llegue a su destino, se separaran en dos partes la sonda y se comenzará a realizar un estudio del campo magnético del planeta, además de su magnetosfera y obtener más información sobre como el Mercurio por dentro y su superficie. Se tiene previsto hacer estos estudios durante un periodo de un año.