Los robots sentirán el tacto igual que un ser humano

La robótica es uno de los ámbitos que actualmente más se encuentra en desarrollo gracias al avance en el desarrollo de la tecnología. Aunque los robots puedan parecer muy futuristas, algunas empresas los usan a día de hoy para facilitar el trabajo. Pero también existen robots humanoides que hablan y se comportan como un ser humano o incluso reaccionan en vivo a cosas que les digamos. Además, parece ser que se habría descubierto una nueva forma de hacer que los robots sintieran el sentido del tacto del mismo modo que una persona.

Para los ingenieros es difícil recrear los sentidos que tenemos los seres humanos en los robots. Aun así, se lleva tiempo intentando hacer que los robots tengan el sentido del tacto y parece ser que aquellos que estén hechos de materiales blandos podrían hacerlo.

Un trabajo muy complejo

Durante muchos años bastantes grupos de ingenieros han tratado de replicar en los robots el sentido del tacto humano, utilizando tecnología de última generación y materiales blandos en vez de duros.

Sí que se puede conseguir hacer una mano robótica muy similar a una humana, pero no así hacer una réplica del sentido del tacto en ellas. Conseguir esto se convirtió en una tarea muy complicada.

Sin embargo, un grupo de investigadores de la Universidad de Beihang en Pekín, China, ha creado una técnica capaz de hacer que los dedos robóticos hechos con materiales blandos puedan detectar este sentido.

Todo es gracias a una técnica llamada propiocepción. Esto es lo que hace que los seres humanos o incluso muchos animales puedan sentir la posición y el movimiento en los dedos cuando tocan cualquier superficie.

Los investigadores se dieron cuenta de que cualquier sensor artificial siente mucho más que los seres humanos, por lo que implementar estos sensores en manos robóticas sería una clave para investigar sobre el sentido del tacto en robots.

Un sistema compuesto de varias partes

El sistema que crearon los investigadores para crear el sentido del tacto en un robot cuenta con los siguientes elementos: a través de un sistema que contaba con un actuador lineal, un sensor que detecta la tensión, un cable y un prototipo de dedo robot.

En cuanto a su funcionamiento, el cable conecta el dedo al actuador y el sensor de tensión se instala en medio del cable. De esta forma, cuando el actuador se active, hará que se mueva el cable y el dedo se mueva con más o menos tensión. De esta forma, el dedo podrá detectar como es la superficie que está tocando, si es más lisa, más rugosa, si está seca o mojada, etc.

Los experimentos han sido un éxito absoluto ya que se ha conseguido casi un 100% de aciertos durante las pruebas. Esto supone un logro sin precedentes para crear en los robots una sensación de tacto.

Además, se está buscando la forma de implementar este sentido sensorial en manos robóticas que ya existen y no poseen este sistema.

El equipo desarrollador ya ha anunciado que cuando desarrolle aún más su sistema colaborará con un laboratorio de nanotecnología para desarrollar estos sensores táctiles más baratos.