Estados Unidos meterá más marcas chinas en la lista negra

A pesar de que Donald Trump dejó la Casa Blanca hace más de medio año, su sucesor está manteniendo la guerra comercial con China. Además de no eliminar el bloqueo a Huawei, Joe Biden va a meter en la lista negra a otras 14 empresas de China, lo que añadirá aún más tensión al conflicto.

La administración Biden va a añadir a un total de 14 empresas chinas a la lista negra de empresas por supuestos abusos de derechos humanos y vigilancia masiva de la ciudadanía en Xinjiang. El mes pasado ya anunciaron que iban a añadir a cinco empresas por haber usado mano de obra esclava en la zona occidental de China.

Con esto, el Departamento de Comercio añade a la lista a aún más empresas en una serie de esfuerzos por hacer a China responsable por las violaciones de derechos humanos que supuestamente se están llevando a cabo en el país. El motivo es distinto para añadir a otras empresas como Huawei, donde ahí los motivos eran supuesto espionaje que, años después del bloqueo, todavía sigue sin haberse demostrado.

Trabajos forzados y violación de privacidad

China ha negado estas acusaciones de genocidio y trabajos forzados en Xinjiang, y afirma que «las políticas de castigo que emplea sólo se aplican con el objetivo de acabar con los separatistas y los extremistas religiosos», que han planeado ataques y han generado un aumento de tensiones entre la etnia uigur (de mayoría musulmana), y la etnia Han, la más grande de China.

Por ello, China dice que va a tomar todas las medidas necesarias para salvaguardar los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas, y rechazad todos los intentos de Estados Unidos de interferir en los asuntos internos de China. La identidad de las compañías que han llevado a cabo trabajos forzados no ha trascendido, aunque sí se ha sabido que habrá empresas de otros países que se añadirán a la lista negra desde hoy.

El hecho de que una de estas empresas pase a la lista negra implica que, cada vez que quieran comerciar con empresas de Estados Unidos, tendrán que solicitar licencias del Departamento de Comercio y sufrir un minucioso escrutinio para recibir cualquier tipo de producto de una empresa estadounidense.

Empresas de videovigilancia y reconocimiento facial

Una de las cinco primeras empresas añadidas en junio por la violación de derechos humanos fue Hoshine Silicon Industry C, fabricante relacionado con los paneles solares, y a la que se le prohíbe acceder a componentes, software y tecnología de Estados Unidos. En 2019, la administración de Trump añadió a 8 empresas a la lista, incluido a la empresa Hikvision de videovigilancia, así como a las empresas de reconocimiento facial SenseTime Group Ltd y Megvii Technology Ltd.

Según expertos que trabajan para la ONU, así como otros grupos en defensa de los derechos humanos, más de un millón de personas han sido detenidas y están en campos de trabajo en de Xinjiang, la mayoría pertenecientes a los uigur y otras minorías musulmanas.

Fuente > Reuters

¡Sé el primero en comentar!