California quiere construir un parque eólico flotante

La posibilidad de obtener energía del viento supone una gran ventaja para el ser humano ya que se pueden conseguir enormes cantidades usando un recurso ilimitado y que no contamina.

Estados Unidos quiere aprovechar esto y construir en California un parque eólico que flote en medio del mar, ya que esta zona es una en las que más sopla el viento con fuerza del país, al igual que en otras zonas del mundo como en el Mediterráneo, las playas japonesas o la zona de Los Grandes Lagos en la zona alrededor de Wisconsin, Chicago y Michigan.

La importancia de las energías renovables

Esta técnica ya se ha probado en otros países alrededor del mundo y funciona perfectamente, al igual que los molinos de viento que se encuentran clavados en el suelo. El primer país en probar este novedoso mecanismo fue Escocia hace cuatro años.

Además, California tiene presión por llevar esto a cabo ya que cuenta con falta de agua, algo que le imposibilita conseguir energía del agua con centrales hidroeléctricas.

Estas turbinas eólicas flotantes tienen el mismo funcionamiento que una de tierra: el viento sopla las helices que activan un dispositivo que genera electricidad. La única diferencia es la forma en que el poste está anclado bajo el mar.

Lo más importante es hacer una estructura que aguante cualquier tipo de condición climatológica adversa como fuertes mareas o vendavales. Tambien hay que tener en cuenta el material del que están hechos, que ayudan a que sean más ligeros y a que floten. Esto ayuda a que sea más fácil su transporte en barco para luego comenzar la instalación en alta mar.

Este tipo de parque eólico que quiere construir Estados Unidos en esta zona puede generar una cantidad de energía superior a la que proporciona una turbina en tierra. Además, son de un tamaño muy parecido.

Una enorme cantidad de energía limpia

Todo este plan se empezó a trazar hace un par de meses y se estimó que todas las turbinas que conformen este parque eólico flotante podrían dar una cantidad de energía cercana a los 5 millones de gigavatios, algo que podría dar luz a casi dos millones de hogares en California. Eso supone multiplicar por 100 toda la cantidad de energía eólica que hay actualmente en el país americano.

Sin embargo, aún hay que mejorar ciertos aspectos como conseguir que las estructuras sean más estables, ya que las fuertes ráfagas de viento que corren pueden afectar al movimiento de las aspas.

Otro factor a tener en cuenta es la profundidad de la zona donde se construyan los molinos, ya que cuanto más profunda, más coste tendrán todas los cables y anclajes necesarios para fijar la estructura al fondo marino.

Por tanto, lo más probable es que en el futuro este tipo de centrales de energía renovable sean más comunes, aunque aún falten por pulir algunos pequeños detalles.