Enfado monumental: a los operadores no les gusta la última novedad de Apple y el iPhone

Apple tiene por costumbre hacer muchas cosas a su manera. Esa manera, por desgracia, suele causar multitud de problemas con empresas o entidades estatales. Ahora, Apple ha conseguido enfadar a todos los grandes operadores europeos con la introducción de Private Relay en iCloud.

Private Relay es una función de iCloud que se anunció junto a iOS 15, la cual cifra los datos de navegación en Safari de manera que ni Apple ni un tercero pueda revisar el historial de navegación. Cuando navegamos por Internet, hay mucha información contenida en nuestro tráfico. Entre ella encontramos los registros de DNS y nuestra dirección IP, las cuales pueden ser vistas por el operador y las webs que visitamos.

Private Relay: más privacidad al navegar por Internet

A través de toda esa información, es posible asociar una identidad a una persona y crear un perfil con muchos puntos de datos, como la ubicación, hora de navegación, etc. Private Relay bloquea todo eso desde Safari, impidiendo que se pueda saber lo que el usuario está visitando, ya que todos los registros de DNS y la información de navegación están cifrados.

Todo esto es bueno para el usuario, pero no tan bueno para los operadores. Apple actúa como si de una VPN se tratase, generando una dirección IP temporal, y conectándote finalmente al destino. Con ello, por defecto, los operadores dejan de poder saber lo que hace el usuario mientras navega por Internet.

En agosto de 2021, menos de dos meses después de que Apple anunciase la función, operadores como Telefónica, Vodafone, Orange o T-Mobile enviaron una carta a la Comisión Europea expresando sus preocupaciones por el servicio. Aunque reconocen que se mejora la privacidad de los usuarios al cifrar y redirigir el tráfico, también bloquea el acceso a redes y servidores para que éstos conozcan datos vitales para funcionar correctamente, afectando negativamente a la independencia digital de Europa.

El bloqueo de webs pirata, en peligro

Los operadores han solicitado también a la UE que identifiquen a Apple como un «guardián digital» según lo establecido en la Ley de Mercados Digitales de la UE. Si lo hicieran, Apple no podría introducir en Europa funcionalidades como Private Relay.

Toda la preocupación de los operadores viene por el hecho de que, con este sistema, un operador no puede conocer qué página web está visitando un usuario. Entre ellas, encontramos que los operadores ya no pueden bloquear con este sistema contenido peligroso, tal y como alerta TalkTalk en Reino Unido. Además, en principio, esto actúa como DNS por HTTPS, de manera que el bloqueo que utilizan actualmente los operadores contra las páginas web pirata quedaría inhabilitado.

El sistema, aunque funciona rápido, puede afectar negativamente al rendimiento de la red, incluyendo los tests de velocidad. Por ello, si tienes problemas de rendimiento, tendrás que desactivarlo, aunque para hacer una navegación normal por Internet no deberías tener problemas.

La función de Private Relay en iCloud está disponible de momento en fase beta para usuarios de iOS 15, iPadOS 15 y macOS Monterey. No sabemos qué ocurrirá tras la beta, pero de momento la Unión Europea no ha respondido a la carta de los operadores.

¡Sé el primero en comentar!