Pánico total: los españoles temen una subida de precios de Internet

Encadenar una pandemia con una guerra en el corazón de Europa no suelen ser buenos ingredientes para asegurar la tranquilidad económica del planeta. De hecho, en los últimos meses se han disparado los precios y la inflación. Algunos productos, como la luz o la gasolina, han desbordado las previsiones más pesimistas, pero no son los únicos, prácticamente cualquier material o producto cuesta ahora mismo más que hace un año. Internet no se libra y son varias las razones que apuntan a una subida generalizada de los precios.

Un estudio realizado por la consultora EY ha desvelado varias cosas interesantes con respecto a las preocupaciones de los españoles. Por ejemplo, nos han confirmado que un 73% de los usuarios temen una subida masiva de los precios de las conexiones a Internet. Además, un 67% teme que esta subida afecte a los contenidos audiovisuales como Netflix, Disney+, Amazon Prime Video o HBO Max.

En el informe titulado “Decoding the digital home 2022” se afirma que un 43% mantendrá los servicios contratados durante la pandemia. Como sabemos, durante esos meses de confinamiento duro se viró brutalmente hacia las compras online, entretenimiento en línea y otras actividades puramente virtuales. Sin embargo, hasta un 30% piensa reducir el número de plataformas a las que está inscrito. Este problema puede agravarse conforme sigan apareciendo más plataformas y fragmentando más la oferta legal de contenidos.

El precio de Internet: ¿subida inminente?

Los españoles seguimos priorizando el precio sobre otros factores a la hora de elegir una oferta de Internet. Esto sucede en el 72% de los casos, lo que explica el éxito de compañías como el Grupo MásMóvil o Digi, sin olvidar las marcas low-cost como Lowi, O2 o Simyo.

cuota de linea precio fibra

Pese a todo, existe un elevado porcentaje de usuarios que teme una subida generalizada de los precios. Lo cierto es que, atendiendo a lo sucedido en otros mercados o el incremento de precio de los suministros, no sería algo a descartar de cara a la segunda mitad del año.

Entre los suministros que se han encarecido tenemos la fibra óptica. La escasez mundial de este componente ha disparado sus precios y ha alargado los tiempos de espera. Esto pone en riesgo el cumplimiento de los plazos previstos para cablear diferentes zonas con banda ancha de última generación.

Los precios de la fibra se habrían incrementado hasta un 70% desde los mínimos históricos de marzo de 2021, pasando de 3,70 a 6,30 dólares por kilómetro de fibra según Cru Group, una empresa de inteligencia de mercado, Europa, India y China. Desde esta empresa apuntan que:

“Dado que el coste del despliegue se ha duplicado repentinamente, ahora se cuestiona si los países van a ser capaces de cumplir los objetivos fijados para la construcción de infraestructuras, y si esto podría tener un impacto en la conectividad global”.

2 Comentarios