Adiós a las zonas sin cobertura móvil: tendremos 30 megas mínimo en toda España

El despliegue del 5G comienza a ser parte de la vida de los españoles, aunque su desarrollo está siendo algo más lento de lo esperado, sobre todo en zonas remotas o rurales donde ya bastante cuesta encontrar cobertura móvil, como para que encima sea de la mejor tecnología actual. Para tratar de igualar las cosas, el Gobierno de España ha sacado adelante el programa llamado UNICO-5G, que tendrá especial despliegue en zonas donde no existe cobertura móvil 4G con servicio mínimo de 10 Mbps actualmente.

El objetivo final de estas ayudas es que, en los próximos años, se proporcione cobertura de redes de comunicaciones móviles en zonas de baja densidad de población y remotas donde no existe cobertura móvil 4G con servicio mínimo de 10 Mbps en sentido descendente y 3 Mbps en sentido ascendente, de manera que se reduzca o se elimine la brecha digital entre zonas rentables y no rentables donde realizar despliegues de redes móviles.

150 millones de euros en ayudas

Este programa cuenta con un total de 150 millones de euros de ayuda. Tal y como se publica en el Boletín Oficial del Estado, como parte de la Agenda España Digital 2025 se han marcado una serie de objetivos la continuación del despliegue del 5G en territorio español, cuyo objetivo final es tener el 100% de cobertura móvil 5G para dicho año, ya que se considera clave para «el aumento de la productividad económica, al progreso social y a la vertebración territorial».

Diferencias red 5G, Plus, UC, UW

5G

Estas ayudas serán en forma de subvenciones que se convocarán entre el presente y el próximo año, destinadas, entre otros objetivos de modernización de infraestructuras, al despliegue del conjunto de infraestructuras pasivas necesarias para la provisión de servicios de comunicaciones móviles en las zonas en las que se ha identificado que no alcanzan esos mínimos mencionados. Las infraestructuras pasivas financiadas facilitarán la provisión de servicios de banda ancha móvil de, al menos, 30 Mbps.

En las zonas elegibles se han excluido los municipios y carreteras en las que se han establecido obligaciones de cobertura. La infraestructura física a construir o bien la infraestructura física a adecuar, incluye cualquier elemento necesario para albergar los elementos activos propios de una red de acceso a servicios de comunicaciones móviles y permitir un mínimo de cuatro operadores de servicios de comunicaciones electrónicas prestando servicio desde dicha infraestructura, junto con la infraestructura de backhaul necesaria, como:

  • Torres, mástiles o postes.
  • Conductos, recintos o elementos constructivos para albergar los equipos activos de las redes de acceso.
  • Sistemas de alimentación de energía o redes de conexión a las redes públicas de energía.
  • Elementos y sistemas de protección de las infraestructuras.
  • Caminos de acceso a las infraestructuras.
  • Los elementos pasivos de un despliegue de fibra oscura que permita una conexión con la red de agregación («backhaul»). En casos justificados, los elementos necesarios para conexión con backhaul mediante enlace radio de servicio fijo punto a punto.
  • Elementos complementarios, excluyendo cualquier elemento activo de la red de acceso de comunicaciones móviles para el usuario final.

30 megas como mínimo en toda España

Las infraestructuras pasivas 4G/5G son infraestructuras físicas para soporte de las redes de comunicaciones móviles, como pueden ser torres, mástiles o postes, conductos, sistemas de alimentación de energía o redes de conexión a las redes públicas de energía o elementos y sistemas de protección de las infraestructuras. Estas infraestructuras deberán ser capaces de posibilitar que se pueda proporcionar en dichas zonas elegibles un servicio de como mínimo 30 Mbps para el enlace descendente y 10 Mbps para el enlace ascendente, así como un máximo de latencia de 100 ms.

5G ventajas desconoces

5G

El Programa de Universalización de Infraestructuras Digitales para la Cohesión (UNICO), que sirve de marco para diferentes convocatorias que facilitarán la universalización del acceso a la banda ancha ultra rápida y la extensión de 5G en todo el territorio nacional, es una de las claves para estas ayudas. Como parte de los fondos europeos asignados tras la pandemia del COVID-19, se puso en marcha el Fondo de Recuperación «Next Generation EU» en el que figuraba una modernización tecnológica que el Gobierno de España encajó dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

Entre las diez políticas palanca que contempla el PRTR, esta actuación se enmarca dentro del epígrafe «Conectividad digital, impulso a la ciberseguridad y despliegue del 5G», cuyos objetivos son el impulso a la trasformación digital, apostando por el despliegue del 5G en todos los ámbitos territoriales, promoviendo así la desaparición de la brecha digital entre zonas rurales y urbanas.

Se han definido cuatro amplias zonas que permitirán optimizar el diseño de la infraestructura pasiva en cada una de ellas para cubrir las zonas elegibles de todo el territorio nacional de forma eficiente.

  • Zona 1: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Castilla y León.
  • Zona 2: Aragón, Cataluña, Comunidad Foral de Navarra y La Rioja.
  • Zona 3: Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura y Canarias.
  • Zona 4: Andalucía, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Islas Baleares, Ciudad Autónoma de Ceuta y Ciudad Autónoma de Melilla.

Cada proyecto que opte a las ayudas deberá ajustar su ámbito geográfico de actuación a una de las cuatro zonas de concurrencia, pudiéndose presentar por un mismo solicitante un solo proyecto para una zona de concurrencia. Cada solicitante puede presentar un proyecto por cada una de las cuatro zonas de concurrencia.