El 5G no causa coronavirus, aunque algunos hayan quemado antenas por ello

El 5G no causa coronavirus, aunque algunos hayan quemado antenas por ello

Alberto García

A pesar de que ya hay numerosos estudios científicos y pruebas del origen del coronavirus, siempre hay un grupo de conspiranoicos que buscan encontrar un culpable al margen de la evidencia que dicte la ciencia. Uno de estos grupos ha echado la culpa del origen del coronavirus al 5G, y por ello han visto bien quemar varias antenas.

Ha ocurrido en Reino Unido, donde ya se han quemado siete antenas por el rumor que decía que esas antenas eran las causantes del coronavirus. Todo se originó el 12 de marzo, donde un doctor de Estados Unidos llamado Thmas Cowan dijo que “África no tiene 5G, por lo que no hay casos allí”. Ninguna de las dos cosas tiene relación, además de que ya hay miles de casos en África.

Actores e influencers relacionan el 5G y el coronavirus

Además, varios famosos e influencers han potenciado el rumor. El actor Woody Harrelson posteó una imagen donde se hablaba de la supuesta relación entre ambos elementos, la cual no tiene ningún tipo de fundamento científico, ya que las ondas electromagnéticas de móvil, WiFi y similares no causan daños en el cuerpo más allá de generar calor, y nuestro cuerpo emite radiación infrarroja en forma de calor con una frecuencia aún mayor.

I regret to inform you Woody Harrelson is posting 5G coronavirus conspiracy theories on Instagram.

The video also isn’t “the Chinese taking 5G antennas down,” it’s from the Hong Kong protests. pic.twitter.com/y4RpOMJi9T

— Ryan Broderick (@broderick) April 2, 2020

El origen de la idea de quemar las antenas parece ser que fue un grupo de Facebook, donde empezó a decirse que Wuhan era el epicentro de la epidemia porque era la primera ciudad 5G del mundo, cuando en realidad el 5G empezó a instalarse en noviembre y decenas de ciudades por el mundo ya lo tenían, incluyendo muchas de España o Corea del Sur, que a mediados de 2019 ya tenía más de un millón de usuarios de 5G. Vodafone UK afirma que se han quemado cuatro de sus antenas, mientras que una de las quemadas en Birmingham, operada por EE, ni siquiera ofrecía conexión 5G, demostrando una vez más ignorancia de quienes las queman, los cuales incluso se habrán quedado sin cobertura móvil en esa zona.

Debido a la enorme difusión de bulos por Internet relacionados con el coronavirus, debido a que la gente está más ociosa de lo normal al estar encerrada en casa, YouTube ha decidido reducir el número de vídeos que intenten relacionar el 5G con el coronavirus para evitar que se quemen más antenas, afirmando que “eliminarán cualquier vídeo que viole nuestras políticas”. Sin embargo, sí permitirán que haya otros vídeos conspiranoicos relacionados con el 5G, pero estarán marcados como “contenido al límite”. Los vídeos marcados con esta etiqueta normalmente no aparecen en los resultados de búsqueda para evitar que lleguen a más gente.

La ciencia demuestra que el coronavirus surgió de manera natural

A todo esto hay que sumar que hay varios estudios científicos que han demostrado que el origen del virus es natural. El SARS-CoV-2 no usa ninguna base de virus previamente conocidos, y no es posible crear un virus desde cero. Lo único que se puede hacer en la actualidad es modificar un virus ya conocido. Además, el enlace de los picos de la corona a los receptores ACE2 de las células es imperfecto, y un virus de laboratorio lo habría hecho “mejor”. Así, el camino más lógico que seguiría el virus fue de un murciélago a un pangolín, y de ahí al humano según han demostrado los análisis del genoma (96% de coincidencia con otros virus de murciélagos y 90% con otro de pangolines). A eso se le suma el hecho de que 26 de los primeros 40 infectados fueran tenderos del mercado de animales vivos de Huanan, en Wuhan, por lo que está claro que ahí fue donde se produjo el salto. Y el 5G no tiene nada que ver.