¿Xiaomi se queda sin Android igual que Huawei?

Donald Trump afronta sus últimos días en la casa blanca, pero eso no implica que vaya a despedirse cordialmente y sin tomar decisiones de calado. La relación con China anda bastante deteriorada desde hace meses y ahora se acaba de publicar un nuevo listado de compañías que serán bloqueadas por los Estados Unidos. Entre ellas, el gigante de la telefonía móvil Xiaomi que se une a Huawei en este veto por vinculaciones con el ejército chino. La gran pregunta del momento es: ¿se quedará Xiaomi sin Android como Huawei?

Todavía colea la decisión de la administración de Trump de añadir a Huawei a una lista negra que le impedía cualquier tipo de relación con las empresas americanas. Eso ha derivado en que los últimos móviles de la compañía se han lanzado sin Android, al menos sin “el Android” que conocemos con los servicios de Google. Desde entonces, las ventas del gigante chino han caído en picado y, en España, ha pasado de liderar el mercado a ocupar una posición minoritaria.

No es la misma lista negra que Huawei

Ante la confusión generada por la noticia publicada por Reuters, tenemos que aclarar que existen varias “listas negras” en Estados Unidos para la relación de sus empresas o de sus inversoras con otras extranjeras. En el caso de Huawei, esta se colocó en una lista negra de empresas con lazos con el gobierno chino, impidiéndole utilizar la tecnología de empresas norteamericanas.

La lista a la que ha sido añadida Xiaomi, en la que también figura Huawei por otros motivos, está relacionada con empresas con vinculaciones con el ejército chino y que son “demasiado cercanas para llegar a suponer una amenaza potencial para los Estados Unidos”. Esta lista se creó en 1999, aunque nunca ha tenido demasiado peso hasta la llegada de Trump.

A niveles prácticos, implica que la prohibición de invertir en las empresas de esta lista negra por parte de los inversores de Estados Unidos. Hay que dejar claro que, al no ser la lista de vinculaciones con el gobierno, Xiaomi podrá seguir manteniendo relaciones con empresas americanas, utilizando su tecnología, etc.

Sin embargo, sí supone un problema para Xiaomi ya que todos los inversores de Estados Unidos deberán deshacerse de sus participaciones en la empresa antes del 11 de noviembre de 2021. El precio de la acción se desplomará en los próximos días, lo que hará que la capitalización de la empresa caiga, aunque no sabemos hasta qué nivel.

Donald Trump todavía será presidente de los Estados Unidos algunos días más, por lo que todavía podemos esperar alguna sorpresa final. Joe Biden podría revocar esta orden, aunque no creemos que sea una de las primeras decisiones que tome nada más aterrizar en la casa blanca.

Respuesta oficial de Xiaomi

La firma china ha emitido un comunicado en el que responde a su inclusión en el listado de empresas con vinculaciones con el ejército chino:

«La Compañía ha cumplido con la ley y ha operado en cumplimiento de las leyes y reglamentos pertinentes de las jurisdicciones en las que lleva a cabo sus actividades. La Compañía reitera que proporciona productos y servicios para uso civil y comercial. La Compañía confirma que no es propiedad, controlada o afiliada con el ejército chino, y no es una «Compañía Militar China Comunista» definida bajo el NDAA. La Compañía tomará las medidas adecuadas para proteger los intereses de la Compañía y sus accionistas. La Compañía está revisando las posibles consecuencias de esto para desarrollar una comprensión más completa de su impacto en el Grupo. La Compañía hará más anuncios cuando sea apropiado».