Cómo actualizar un dispositivo Windows Phone

Mantener un smartphone actualizado es vital si queremos aprovechar al máximo todo el potencial de nuestro dispositivo y tener acceso a las nuevas funciones, mejoras y características que los desarrolladores creen y adapten para nuestros dispositivos.

Android, iOS y Windows Phone son sistemas que cada poco tiempo publican actualizaciones para sus dispositivos que mejoran la estabilidad y la seguridad de estos y en ocasiones llegan con nuevas funciones para todos.

Generalmente los dispositivos Windows Phone se actualizan a través de OTA, es decir, que la actualización llega a nuestros dispositivos a través de internet de forma automática y se instala sin necesidad de conectar el dispositivo al ordenador. Sin embargo también se pueden recibir actualizaciones para desarrolladores antes de tiempo.

En este tutorial vamos a hablar de las actualizacioes más comunes y seguras vía OTA, que son las actualizaciones que Microsoft libera para el público en general. Si algún usuario quiere recibir los paquetes para desarrolladores puede seguir la siguiente guía de MovilZona

Para buscar y actualizar nuestro dispositivo Windows Phone simplemente debemos ir a  “Ajustes”, en este menú buscaremos “Actualización del teléfono”

Windows_phone_update_foto_1

Allí pulsaremos sobre el botón “Buscar actualizaciones”. Es posible que no haga falta realizar este paso ya que en cuanto el dispositivo encuentre una actualización nos mostrará una notificación en la barra de tareas desde la que podremos actualizar automáticamente el dispositivo.

Windows_phone_update_foto_2

Nuestro dispositivo con Windows Phone buscará las actualizaciones disponibles y de haber alguna, nos ofrecerá la posibilidad de descargarla e instalarla. Al ser una actualización OTA no perderemos los datos ni configuraciones actuales, aunque es recomendable hacer copia de seguridad por lo que pueda ocurrir.

Una vez finalice la descarga y la instalación ya tendremos nuestro Windows Phone en la última versión disponible listo para ser utilizado. Ahora sólo queda comprobar que nuestros datos y configuraciones no se han perdido y comenzaremos a disfrutar de la nueva versión de nuestro sistema operativo.