Los mejores programas para montar y editar vídeos

Los mejores programas para montar y editar vídeos

Carlos González

El crecimiento de YouTube, y la popularización de los youtubers, han sido algunos de los factores que han propiciado que la edición de vídeos deje de ser algo exclusivo de profesionales. Ahora, cualquiera puede en su casa, con un móvil y un PC, hacer vídeos realmente buenos. Pero hay una parte clave en todo esto, que son los programas para editar vídeos. Y aunque hay muchos, no todos son igual de potentes y buenos, evidentemente.

Adobe Premiere Pro

La suite de Adobe es una de las más populares y favoritas de los usuarios. Programas como Photoshop son archiconocidos, pero también lo es Premiere Pro en el ámbito de la edición de vídeo. Es un software de pago con todo lo necesario para hacer ensamblaje, edición, color grading e introducir de forma sencilla transiciones, así como efectos sobre la imagen y el audio. Además, tiene la gran ventaja de fusionares, para algunas funciones, con After Effects.

Sony Vegas Pro (MAGIX Vegas Pro)

El software conocido como Sony Vegas Pro paso tiempo atrás a ser propiedad de MAGIX, y se distribuye ahora como MAGIX Vegas Pro, aunque se ha mantenido continuista en su evolución. Es muy parecido a Adobe Premiere, y quizá su uso sea más intuitivo y sencillo, aunque sus funciones están algo más limitadas. No es un software tan extendido, de tal modo que es algo más complicado encontrar para él efectos y transiciones, o plugins que aumenten sus funciones. No es la mejor opción, pero una de las más potentes y simples para aficionados.

Final Cut Pro X

Final Cut Pro X es exclusivo para macOS, y es el elegido por muchos profesionales, como ocurre con Adobe Premiere. Su funcionamiento es muy parecido a nivel de características, posibilidades y opciones. Sin embargo, el procesamiento en tiempo real es más potente, además de que la aplicación de cambios es más rápida, fluida e intuitiva. También tiene tiempos de renderizado más cortos y no requiere de programas adicionales, porque su alternativa a After Effects, aunque no es tan potente, está directamente integrada en el mismo programa.

DaVinci Resolve

DaVinci Resolve está al nivel de todas, o casi todas las herramientas anteriores, y con un rendimiento excepcional. El único problema es que, como todos los que no son Premiere Pro y Final Cut Pro X, la disponibilidad de contenidos es limitada. Si queremos comprar efectos, transiciones, títulos y demás, quizá no sea la solución óptima. Como editor de vídeo, no obstante, siendo gratuito, es de las mejores opciones que podemos encontrar actualmente.

Avid Media Composer

Avid Media Composer no es un programa tan conocido, ni mucho menos, pero entre los profesionales si goza de bastante popularidad. ¿Por qué? Porque el trabajo, en resoluciones altas, en cuanto al flujo de trabajo, lo hace idóneo. Pero también destaca en el procesamiento de sonido y en las posibilidades a nivel de efectos, así como en la transcodificación en segundo plano. A nivel de usuario no es un programa sencillo, pero por su rendimiento es, sin duda, uno de los mejores.

WonderShare Filmora

Filmora no es un software enfocado a profesionales, y esa es precisamente una de sus virtudes. Tiene todo lo que el youtuber típico podría necesitar, pero de una forma sencilla, visualmente atractiva y con controles muy intuitivos. Gran cantidad de funciones de montaje y ensablaje, de edición y de manipulación tanto de la señal de vídeo como de audio. Sin faltar efectos de transiciones, títulos y muchos otros complementos. De pago, pero con un precio inferior a la mayoría de sus alternativas.

Pinnacle Studio

Muy distinto a los anteriores, Studio de Pinnacle busca ser lo más sencillo posible. Tiene las opciones básicas de recorte, transiciones simples, efectos predeterminados que podemos aplicar fácilmente y controles que buscan hacernos la edición de vídeo algo fácil y ameno. No obstante, sigue estando por encima de programas como Windows Movie Maker, y a nivel de rendimiento es una opción destacablemente superior a este tipo de programas.

iMovie

Para los que tengan un macOS, y no quieran irse a algo como Final Cut Pro X, siempre está la opción de iMovie. Aunque con más posibilidades y un rendimiento muy superior, es el Movie Maker de los ordenadores de Apple. Está disponible también, aunque simplificado, en los iPhone y iPad. Y tiene las opciones básicas de edición de vídeo, centrado especialmente en el montaje. Ofrece recortes, transiciones básicas e incluso plantillas para simplificar el proceso.

Windows Movie Maker

Ya no viene preinstalado, pero Windows Movie Maker sigue siendo el editor de vídeo básico de ordenadores Windows. Cuenta con opciones de recorte y montaje al nivel más sencillo posible, efectos predeterminados y plantillas para crear vídeos de forma rápida y sin tener conocimiento alguno. Sus prestaciones son muy limitadas, como su rendimiento, pero es el programa ideal para quienes quieran montar un vídeo rápido y fácilmente, por ejemplo, de sus vacaciones.