El truco para las fotografías de producto: Las mejores cajas de luz

El truco para las fotografías de producto: Las mejores cajas de luz

Rocío García

Si tienes una cámara de fotos sabrás que es habitual hacer retratos, de paisajes o fotografías de monumentos, etc. Pero también puedes aprovechar para probar la fotografía de producto y uno de los mejores utensilios que puedes tener por casa, barato y muy efectivo, son las cajas de luz para fotografía. Las cajas de luz son útiles para fotógrafos profesionales pero también si quieres divertirte en casa probando ideas, imágenes…

Puedes hacer buenas fotografías sin salir de casa, sólo necesitas usar cajas de luz y recurrir a cualquier objeto que tengas cerca. Conseguirás buenos resultados utilizando bebidas, comidas, juguetes… Basta con ir probando, dejar volar la creatividad e ir colocando los elementos dentro del pequeño escenario de luz.

¿Qué son las cajas de luz?

Se trata de una especie de dispositivo principalmente utilizado para fotografía de producto y que simula una especie de escenario pequeño con paredes translucidas y que nos permiten fotografiar un objeto o varios dejando pasar la luz a través de las paredes y usando focos para crear luces y sombras. El resultado es absolutamente profesional aunque no tengas demasiada idea de fotografía y basta con ir probando para conseguir un efecto que te guste.

Más allá de buscar cajas de luz es aconsejable que cuentes con focos externos con los que crees la propia iluminación a través de las paredes translucidas. Son ideales para fotografías de producto, para bodegones, para triunfar con las fotos de tu tienda online o simplemente si quieres hacer fotos a tus recetas y subirlas a Instagram. Además, cuentan con la ventaja de poder añadirle un fondo original con cartulina, cualquier tipo de tela o papel o con gomaeva.

Así conseguirás un fondo colorido sin que refleje. Además, puedes utilizar diferentes ángulos y aperturas: normalmente permiten hacer fotografías desde la parte frontal de forma horizontal pero también cuentan con una apertura superior que nos permite hacer collages o de tipo flatlay, el estilo de moda entre las galerías de Instagram.

Cajas de luz para fotografia

¿En qué fijarnos?

Ahora que sabemos qué son, debemos tener en cuenta que hay muchas opciones que podemos comprar y no todas son iguales. Por lo que debes fijarte en una serie de aspectos fundamentales:

Tamaño y espacio

Hay de todos los tamaños posibles, elige el que creas que se adapta al tipo de fotografía que quieres hacer o que pretendes probar. Si tienes una tienda online de pendientes y collares, por ejemplo, basta con que busques una minicaja de luz y será suficiente. En el caso de tener, por ejemplo, diseños de zapatillas de deporte necesitarás tener una caja algo más grande donde quepan sin ningún problema en el espacio.

Varios fondos disponibles

Muchas incluyen fondos en diferentes colores, en blanco o en negro. También es habitual encontrarlos en naranja, en azul, en rojo… Aunque no es lo más relevante ya que podrás añadir los tuyos propios comprando cartulinas, telas o goma eva por metros o incluso fondos personalizados que podrás comprar en Internet. El fondo también debe tener un material que pueda estirarse o plancharse, como es el caso de la tela, o verás que aparecen arrugas en las fotos.

Iluminación

Puede que esté integrada o no, que busques focos externos. En algunos casos, algunas cajas de luz llegan con un foco incluido en el pack, aunque externo.

Tipo de material

Las hay rígidas o no, de tela, de plástico… Las de tela ocupan poco espacio, por ejemplo, y se montan rápido gracias a una estructura parecida a la de una tienda de campaña. Pero suelen arrugarse más o tener menos estabilidad que otras. Dependerá de lo que busques, fíjate en los diferentes tipos de materiales.

Portátil

¿Quieres llevarla contigo de viaje para trabajar? Las hay que pueden plegarse y que apenas ocupan espacio y no pesan si quieres transportarla. Además, la gran mayoría incluyen una bolsa de viaje con la que podrás llevarla. Eso sí, aunque sean transportables no todas ocupan el mismo espacio. Tenlo en cuenta.

Forma de guardarla

Como en el caso anterior, hay muchas cajas de luz que permiten plegarse, como una especie de parasol de coche. Si tienes poco espacio en casa y no quieres tenerla siempre en el suelo, es muy útil que busques que sean plegables y puedas guardarlas en un cajón, en el armario…

Fácil montaje e instalación

Ten en cuenta que puede que se te ocurra una foto y quieras hacerla pero no tengas demasiado rato. En ese caso, busca que el montaje sea sencillo y que no tardes una hora en colocarla. Que no necesite ningún tipo de anclaje, tornillos, etc. La mayoría apenas tardará unos segundos en desplegarse.

Puertas o aperturas

Fíjate en las aperturas que tiene la caja para meter la mano y poder hacer la fotografía. Las hay con apertura frontal para hacer fotos de forma horizontal o desde arriba si quieres conseguir un bodegón de tipo flatlay para tus redes sociales, como hemos explicado en los párrafos anteriores.

Precio

El precio siempre debes consultarlo y mucho más si no estás del todo convencido en lo que vas a comprar o si sabes si vas a usarlo o no.

Cajas de luz para fotografías Neewer

¿Para qué usarlas?

¿Te interesa tener cajas de luz en casa o en el trabajo? Hay varios usos habituales que podemos darle tanto personales como profesionales:

  • Para tu marca, si tienes diseños propios de joyas o bisutería, por ejemplo.
  • En el caso de que tengas una tienda online si quieres mostrar fotografías en el catálogo o en redes sociales.
  • Para fotografía de comida si haces recetas o postres y quieres subirlo a tu blog.
  • Si quieres hacer fotografía artística de juguetes, muñecos, miniaturas…
  • Para hacer reviews de todo tipo de productos
  • Para coleccionistas: Puedes usar los fondos que quieras para mostrar tus figuras
  • Para conseguir una galería original en Instagram

Mejores cajas de luz

Algunas de las mejores cajas de luz o estudios fotográficos portátiles que puedes comprar en Amazon son:

Neeweer Caja de luz 61 x 61

Esta caja de luz es una de las más populares y más recomendables que podemos comprar en Amazon. Es de tela, es plegable, ocupa muy poco espacio y puedes llevarla a todas partes. Está disponible en formato de 40 cm o de 60 cm y en packs con luces LED o sin ellas. Incluye varios fondos disponibles aunque su inconveniente es que suelen estar bastante arrugados cuando llegan. La luz se filtra a través de las paredes de tela y tiene una apertura frontal que nos permite colocar los objetos o meter la mano para hacer la fotografía. Además, llega en un estuche con funda de transporte por lo que es perfecta si quieres llevarla a alguna parte.

Es muy recomendable si buscas elegir una de las mejores cajas de luz baratas y muchos profesionales de fotografía recomiendan este modelo para fotos de producto. El modelo grande vale menos de 25 euros y el pequeño vale menos de 20 euros.

Neewer Caja de luz Foto Estudio

Si buscas una de las más populares cajas de luz con luz integrada, Neewer también tiene la suya propia en Amazon. Disponible en 40 centímetros, 50 o 60 según el tamaño que necesites. Como la anterior, es plegable y puede montarse en cuestión de segundos o trasladarla donde quieras. Incluye cuatro fondos de color, un adaptador de corriente y el pack de la caja con las luces. Además, permite múltiples formas de apertura por lo que puedes disparar desde el Angulo que quieras: tiene ventana de disparo frontal o de disparo superior si quieres hacer un flatlay.

Permite ajustar el brillo a través de los LED y permite ajustar la temperatura según necesites. En este caso ronda los 63 euros el modelo de 50 centímetros y es también una de las mejores cajas de luz que puedes comprar en Amazon.

AmazonBasics – Estudio fotográfico portátil

La de Amazon es una de las mejores opciones aunque tiene el problema de agotarse con facilidad en la tienda online pero puedes esperar que vuelva a estar disponible. Se trata de un estudio fotográfico portátil plegable y con luces incorporadas. Tiene unas dimensiones aproximadas de 63,5 x 76,2 x 63,5 centímetros y con fondo blanco preinstalado aunque puedes añadir el que quieras sobre este.

Tiene dos barras LED que permiten conseguir una buena iluminación aunque no con la mejor potencia o no con tantos controles como podrías desear. Además, puedes hacer la fotografía desde tres ángulos diferentes gracias a que tiene tres puertas distintas a través de las que puedes meter el teléfono móvil o la cámara de fotos. Es cómoda y portátil, incluye un asa que te permitirá llevarla donde quieras si lo necesitas. Su principal ventaja es que es fácil de instalar, cómoda, lo suficientemente grande para cualquier tipo de producto y que tiene las tres puertas que te permitirán hacer fotos desde bastantes puntos de vista diferentes.

FOSITAN

La caja de luz de FOSITAN tiene unas dimensiones de 50×50 centímetros con 140 LEDs brillantes e incluye cinco fondos diferentes: en negro, azul, blanco, naranja y gris. Cuenta con un mando con el que podrás controlar la intensidad de la iluminación o la temperatura y los fondos permiten que no haya reflejos en las fotografías. Además, incluye un difusor con el que conseguirás mejores efectos. Es grande pero fácil de montaje, promete estar lista en tres segundos y funciona a través de velcro. Incluye una bolsa de transporte con la que podrás llevarla donde quieras.

Amzdeal Caja de luz

Si estás buscando hacer fotografía a productos de gran tamaño, la de Amzdeal tiene unas dimensiones de 80 x 80 x 80 centímetros por lo que cabe prácticamente todo lo que quieras sin preocupaciones para hacer fotografía de producto. Aquí te asegurarás que caben jarrones, zapatos grandes o incluso objetos de decoración. Es de tela e incluye varias tiras LED y tres fondos diferentes en blanco, en negro y en naranja.

Como las anteriores, incluye funda de transporte para llevarla a cualquier parte y tiene tres ventanas para hacer fotografías: una ventana frontal de 80×80, una pequeña ventana ovalada en el mismo frontal y una pequeña ventana en la parte superior si necesitas hacer fotos desde este ángulo.

Mini Estudio Fotográfico Portátil

Si buscas algo asequible para probar si te gusta o si simplemente tienes poco espacio, este miniestudio es una opción muy recomendable con iluminación incluida. Tiene un tamaño de 23 centímetros x 24 x 25 e incluye dos tiras LED blancas. Es plegable e incluye dos fondos traseros, en blanco y en negro. El montaje es muy sencillo, a través de unos clips de botón y es recomendable para objetos muy pequeños. Para conectar la luz basta con utilizar un cable USB. Si quieres probar, esta caja de luz tiene un precio de menos de 15 euros en Amazon y apenas ocupa espacio.