Cinco SSD como regalo de Reyes Magos

Cinco SSD como regalo de Reyes Magos

Carlos González

Una semana falta para despertarnos con los regalos de Reyes Magos, y para enfrentarse a la ‘cuesta de enero’. Hemos hablado de ordenadores portátiles, de drones, de teclados mecánicos… Pero es una fecha ideal también para cambiar de HDD a SSD. Así que, antes que lleguen los Reyes Magos, hemos preparado una selección de algunos de los mejores SSD para darle un soplo de aire fresco a tu ordenador y mejorar su rendimiento de forma destacable, sobre todo si lo usas para juegos.

Los SSD continúan bajando de precio de forma notable, así que cada vez es más fácil hacerse con una memoria de 500 GB o incluso más a buen precio. Aún sigue siendo recomendable combinar SSD y HDD, pero si nuestro almacenamiento se puede basar únicamente en SSD, mucho mejor todavía.

500 GB de SSD a un precio de 73 euros aproximadamente, sin duda es una buena oportunidad. Y ya sabemos que, como decíamos, siempre se puede combinar con un HDD de 1 ó 2 TB, por ejemplo, para contar con capacidad de almacenamiento de sobra y rendimiento de un SSD para el sistema operativo y para las aplicaciones principales o los videojuegos.

Por poco más te puedes hacer con un SSD de 500 GB, pero en formato M2. Todavía más rendimiento y un formato aún más compacto. Ya nos vamos hasta cerca de los 80 euros, pero con una velocidad de 560 MB/s.

Si te lo puedes permitir, como decíamos, lo ideal sería tener todo el almacenamiento del ordenador en formato SSD; y en este caso estamos hablando de 1 TB con idénticas características técnicas al primer modelo que te sugeríamos, por casi 130 euros. No es en absoluto económico, pero tampoco deberíamos ignorar que hace tan solo dos meses uno de estos costaba 60 euros más, así que es un buen momento para comprar un SSD de 1 TB.

De nuevo en 1 TB tenemos otro SSD, pero de Sandisk. Algo más caro que el modelo anterior, con idéntica velocidad de lectura, pero con un mayor rendimiento en escritura. La diferencia que notaremos no es abismal, pero es evidente que el rendimiento es superior en este modelo.

Y aquí una buena opción si solo quieres un SSD para el sistema operativo y algunas de las aplicaciones principales. Por tan solo 23 euros tienes un SSD de 120 GB que es suficiente para esto.