Este simple ajuste de Windows 10 evita que puedan secuestrar tus archivos

El ransomware es uno de los malware más peligrosos que podemos encontrarnos por la red, ya que, si nuestro ordenador es infectado por uno, todos los archivos del ordenador pasarán a quedar cifrados y no serán accesibles a no ser que el hacker original nos envíe la clave o que se encuentre una vulnerabilidad en el mecanismo de cifrado utilizado. Por suerte, Windows 10 nos protege de estas vulnerabilidades, y hay una función en el sistema que podemos activar para que no nos infecte.

Protección contra ransomware de Windows Defender

Esta función, a pesar de ser una de las mejores que tiene Windows Defender, está desactivada por defecto. A pesar de ello, viendo la gran cantidad de infecciones que hay por ransomware en la red, no está de más activar un mecanismo que ayudará a evitarnos el enorme disgusto de que todos los archivos de nuestro PC queden cifrados. En estos secuestros, el hacker suele pedir dinero a cambio en bitcoins para recibir la contraseña que desbloquee nuestros archivos, pero nunca es conveniente hacer esto porque las cuentas de correo suelen ser suspendidas cuando enviamos el justificante de pago.

Así, Windows Defender (o Seguridad de Windows como se llama en español) incluye la función de Protección contra ransomware dividida en varias opciones. Vamos a comentarte cómo activarla, pero antes de nada debes asegurarte de que tienes la Seguridad de Windows activada para protegerte.

Cómo activarla

Para activarla, tenemos que ir al menú de inicio, y escribir “Seguridad de Windows”, o ir a través de Configuración – Actualización y seguridad – Seguridad de Windows – Abrir Seguridad de Windows. Una vez ahí dentro, vamos a Protección antivirus y contra amenazas. En la parte inferior nos aparece la sección de Controla el acceso a la carpeta, que limita el acceso de aplicaciones no autorizadas a acceder y cifrar nuestras carpetas. Es importante resaltar que tenemos que usar Windows Defender como antivirus para poder aprovechar esta función, teniendo activada la protección en tiempo real del mismo y no la de otros.

Podemos elegir qué carpetas queremos proteger

Una vez la activemos, podemos pinchar en Administrar la protección contra ransomware, y activar la función de Controla el acceso a la carpeta, que evitará directamente que cualquier atacante pueda cifrar nuestros archivos. Dentro de ella, podemos ver un historial de bloqueos realizados, las carpetas que están protegidas (a las cuales podemos añadir más), o darle permiso de acceso a algún programa que así lo necesite.

Siempre que lo queramos, podemos volver a esta opción y añadir nuevas carpetas que queramos proteger en Agregar una carpeta protegida. También podemos quitar la que queramos desde la opción de quitar. Así, podemos controlar fácilmente las carpetas protegidas en cada momento, incluso aunque haya nuevas. Eso sí, las carpetas del sistema ya se encuentran protegidas por defecto y no podremos quitarlas ni hacer nada con ellas, algo que por su parte es una tranquilidad.

Hacer copias de seguridad con OneDrive

En segundo lugar, si queremos un extra de seguridad, podemos habilitar la función de OneDrive, la cual crea una copia de seguridad de nuestros archivos más importantes. Para ello, introducimos nuestro email para crear una cuenta en el caso de que no la tengamos, y con ello podremos tener copias de seguridad de algunos de nuestros archivos más importantes, aunque ya será casi imposible que cifren nuestro ordenador en primer lugar.

La opción de OneDrive está disponible desde hace poco, y le da un plus de seguridad al sistema. Se encuentra en la misma pantalla, por lo que solo debemos activarla y configurarla para beneficiarnos de sus ventajas. Aunque no es obligatoria, sí que es interesante que la tengas activada. Si has hecho todo lo anterior antes pero te falta esto te recomendamos que lo hagas.

Mejora tu seguridad con la Protección contra alteraciones

Otra de las funciones interesantes que Microsoft ha incorporado con el paso del tiempo en su herramienta de seguridad es la protección contra alteraciones en Windows Defender. Esto nos permite evitar que cualquier aplicación o malware pueda modificar la configuración de la herramienta de seguridad con el fin de engañarla y conseguir sus objetivos.

La forma más rápida de activar esta opción es desde la seguridad de Windows, en la opción Protección antivirus y contra amenazas. Vamos hasta Configuración de antivirus y protección contra amenazas y le damos a Administrar la configuración.

proteccion contra alteraciones

Allí bajamos hasta la propia opción y le damos a activado. Se acepta que Windows Defender haga cambios en el equipo y de esta manera ya estará lista para evitar que cualquier persona, virus o app de terceros cambie la configuración de Windows Defender. Eso sí, solo te protegerá en el antivirus de Windows, de manera que si usas otro externo tendrás que buscar en su configuración si tiene opciones similares para incrementar tu seguridad.

proteccion contra alteraciones activado

Otras medidas de seguridad

Si quieres protegerte contra las amenazas en Internet y evitar que afecten a tus equipos, los programas de seguridad como el antivirus de Windows o uno externo están muy bien. Pero también es necesario echar mano del sentido común y de lo que nos dice este, ya que muchos tipos de amenazas requieren nuestra interacción para atacarnos. Por ello, no te recomendamos descargar archivos de dudosa procedencia ni acceder a enlaces que te llegan por email, mensajería, redes sociales u otras formas si no sabes quién está tras ellos, ni si quiera, aunque te lo envíe alguien de confianza. Para esto es bueno ver el dominio del enlace antes de hacer clic en él o, si conoces a dónde debería ir, escribir el enlace directamente en el navegador

Otra cosa que puedes hacer es mantener los equipos, programas, herramientas de seguridad y demás actualizados. Puede haber vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para atacarnos, algo que se puede evitar con las actualizaciones. Los fabricantes lanzan parches y actualizaciones de seguridad que debemos aprovechar para evitar problemas de seguridad. Por eso, cuando haya actualizaciones debemos instalarlas lo antes posible. Aunque piensas que casi nadie te conoce y que no hay razón para atacarte, no es así, de manera que extrema las precauciones. Todos podemos ser víctimas de un ciberdelincuente, pero, por suerte, en la mayoría de casos podemos evitarlo.