Cómo evitar que una aplicación o malware cambie la configuración de Windows Defender

Si eres usuario de Windows 10, seguro que una de tus preocupaciones desde hace tiempo es contar con un buen antivirus que te proteja de todas las amenazas que circulan hoy en día por la red. Sin embargo, desde que llegó Windows 10, desde Redmond no se han cansado de decir que Windows Defender es el mejor antivirus que podemos tener. Un software de seguridad que llega preinstalado de forma predeterminada con la última versión del sistema operativo de Microsoft y que ya cuenta con muchos fans. Un software que cuentan con interesantes características y que ha ido mejorando con el paso del tiempo, hasta el punto de ofrecer protección contra alteraciones.

Se trata de una función que llegó con la actualización Windows 10 May 2019 Update y que también podemos encontrar en otros antivirus o herramientas de seguridad de terceros. Sin embargo, el hecho de que se haya incluido en Windows Defender, hace que podamos contar con ella de forma totalmente gratuita.

Qué es la protección contra alteraciones de Windows Defender

Como su propio nombre indica, la protección contra alteraciones de Windows Defender es la función que protege la propia configuración de la herramienta de seguridad para evitar que cualquier otra aplicación o malware puedan cambiarla.

De esta forma, nos aseguraremos que la configuración de Windows Defender se mantendrá a salvo de cualquier aplicación que intente hacer cambios en ella o de cualquier virus o malware que intente realizar alguna modificación para engañar a la herramienta y conseguir instalarse en nuestro sistema.

Concretamente, si tenemos activada la protección contra alteraciones de Windows Defender, ni las aplicaciones empresariales de gestión y administración de sistemas, ni cualquier comando ejecutado desde el símbolo del sistema (CMD) o Windows PowerShell o algún cambio en el registro del sistema, podrán cambiar la configuración de la herramienta de seguridad de Windows 10.

Así puedes activar la protección contra alteraciones

Teniendo en cuenta que se trata de una opción incluida en el propio Windows Defender, lo primero que tendremos que hacer es abrir la herramienta de seguridad. Para ello, basta con abrir el cuadro de búsqueda de Windows y escribir Seguridad de Windows, Protección antivirus o Windows Defender y hacer clic sobre el resultado Seguridad de Windows.

Una vez hecho esto, estos son los pasos a seguir para activar la opción:

  • Seleccionamos la opción Protección antivirus y contra amenazas.

Windows Defender

  • Nos desplazamos hasta la sección Configuración de antivirus y protección contra amenazas.
  • Hacemos clic en Administrar la configuración.

Windows Defender

  • Una vez ahí nos desplazamos hacia abajo hasta el apartado Protección contra alteraciones.
  • Deslizamos el interruptor a la posición de Activado.

Windows Defender

  • Aceptamos que Windows Defender haga cambios en nuestro equipo.

Una vez hecho esto, la opción quedará correctamente activada y a partir de ese momento evitaremos que cualquier persona, aplicación de terceros o cualquier virus o malware pueda cambiar la configuración de Windows Defender para conseguir sus objetivos.

¿Y si no me aparece esa opción?

Dado que la protección contra alteraciones es una opción que viene incluida en Windows Defender, lo único que tenemos que asegurarnos es de contar con al menos la versión Windows 10 May 2019 Update en nuestro equipo. Si no es así, entonces antes de nada tendremos que actualizar nuestro sistema, puesto que en ese caso no nos aparecerá dicha opción.

Pero si no sabemos qué versión de Windows 10 tenemos instalada, entonces lo que tenemos que hacer es abrir una ventana Ejecutar, Win+R, escribir winver y pulsar Enter o Aceptar. Si la versión que se nos muestra en la ventana que se abre al lanzar el comando no es la última disponible a día de hoy, 1909, entonces lo mejor será que procedamos a actualizar nuestro sistema.

No solo para poder activar esta opción de protección contra alteraciones en Windows Defenders, sino porque siempre es recomendable tener el sistema completamente actualizado para evitar todo tipo de problemas.