Cómo solucionar errores habituales de uTorrent en Windows 10

Cómo solucionar errores habituales de uTorrent en Windows 10

Manu Iglesias

Pese a que la lista de opciones disponibles es enorme y que los problemas no han estado siempre controlados, uTorrent sigue siendo una de las aplicaciones para descargar torrents más populares del mercado; tanto para Windows 10 como para otros sistemas operativos. Pero ser popular no le libra de poder fallar y en este artículo quiero hablar precisamente de los problemas más habituales de uTorrent en Windows 10 y también de las soluciones con las que ponerles fin.

Antes de entrar en los problemas, doy por hecho que has descargado el cliente desde su web oficial y que además estás utilizando la versión más reciente. Esto es muy importante, ya que en Internet se pueden encontrar versiones modificadas del software y esto puede hacer que aparezcan muchos problemas. Además, es importante que tengas la última versión instalada para evitar que esté fallando por un error que fue solucionado por sus desarrolladores en una actualización.

Soluciones habituales a los problemas de uTorrent

Si cumples con estos «requisitos» ya puedes revisar el listado con los errores más habituales y su solución.

Se paran todas las descargas

Esto puede ser debido a un problema de conectividad, un fallo en el tracker donde está subido el torrent o, bastante habitual, que te hayas quedado sin espacio en disco para seguir con la descarga.

Comprobar esto es tan sencillo como accede al Explorador de Windows y comprobar el espacio disponible en la unidad que estás utilizando para descargar los archivos. En caso de que quede muy poco espacio tendrás que elegir otra unidad para seguir bajando los archivos o hacer espacio eliminando o moviendo archivos que no necesites.

La aplicación deja de responder

Administrador de tareas de Windows 10

Este fallo puede ser producido por un montón de cosas diferentes, pero lo más habitual es que sea por un fallo puntual y su solución suele ser muy sencilla.

Basta con abrir el Administrador de tareas haciendo clic derecho con el ratón sobre la barra de tareas y buscar uTorrent en la lista de aplicaciones en ejecución. Una vez localizado, pincha con el botón derecho del ratón sobre el proceso y elige la opción Finalizar tarea.

Cuando se cierre podrás volver a abrir el programa y si el fallo fue producido por un error puntual ya volverá a funcionar con normalidad.

Sin embargo, también nos podemos encontrar con que uTorrent se queda bloqueado y no nos deja continuar si lo que estamos intentando descargar contiene algún virus o tipo de malware. En esta ocasión el problema no es por lo tanto del propio cliente, por lo tanto, la solución pasa por eliminar el archivo con el que la aplicación nos ha comenzado a dar problemas y a continuación, debemos hacer un análisis con nuestro antivirus para comprobar que estamos libres de cualquier amenaza.

El propio cortafuegos también puede ser la causa de un bloqueo de uTorrent. El Firewall de Windows puede estar bloqueando algo y hacer que uTorrent no funcione. En esta ocasión, podemos entrar a los ajustes de la herramienta de seguridad del sistema y dentro del apartado de aplicaciones permitidas añadir uTorrent para evitar este tipo de problemas.

No descarga ningún torrent

Si estás seguro que los torrents que tienes en la listas de descargas disponen de fuentes suficientes (persona que están compartiendo los archivos) y no se descargan, es muy probable que el firewall o el antivirus esté bloqueando el acceso a Internet de la aplicación.

En este caso debes acceder a los ajustes de ambos sistemas de seguridad y autorizar a uTorrent para que pueda acceder a Internet y también para que descargue archivos.

El proceso será un poco diferente en función del antivirus y firewall que utilices, pero en cualquier caso debes conseguir poner uTorrent en la lista de programas autorizados para acceder a Internet. Recuerda que Windows 10 también tiene un firewall activado y que si lo tienes activo puede ser la causa de este problema.

Si habíamos descargado ya torrents sin ningún problema, pero de buenas a primeras vemos que no se realizan nuevas descargas, podemos probar a eliminar todos los archivos de la ruta por defecto donde se almacenan los archivos y reiniciar posteriormente uTorrent para probar de nuevo. Eliminar todas las descargas no implica que nos quedemos sin ellas, simplemente vale con eliminarlas de ese directorio y copiarlas en otra ruta de nuestro disco duro o almacenamiento externo.

Descarga muy lento

Otro problema habitual es que el software descargue muy lento. En este caso los problemas pueden ser varios: desde que haya muy pocas personas compartiendo los archivos del torrent (tanto seeders como leechers), hasta que tu conexión a Internet esté fallando.

Para descargar problemas con la propia aplicación, revisa la configuración y muy especialmente los límites de velocidad de descarga que vienen establecidos por defecto. Dependiendo de la velocidad de tu conexión a Internet y también de la potencia de tu ordenador, debes establecer unos límites más altos o bajos en los apartados de velocidad de descarga/subida y también en el número máximo de conexiones totales.

Por lo tanto, conviene revisar y en caso de que podamos, debemos aumentar los límites de descarga y subida. Establecerlos a 0 significa que no tendremos límites, aunque debemos ser conscientes que esto puede hacer que utilice gran parte de nuestro ancho de banda. Si vamos a dejar el equipo sólamente con las descargas puede que no sea un problema, pero si queremos seguir usando el equipo para navegar por Internet, esto nos puede causar problemas.

Para configurarlo a nuestro gusto, debemos ir a Opciones > Ancho de banda y ahí dentro podremos establecer el límite tanto de descarga como de subida.

Problemas de conexión

Revisar puerto uTorrent

Si tu conexión a Internet está funcionando correctamente, pero detectas ciertos problemas de conexión en uTorrent es posible que sea un problema de puertos. Además, estos también pueden afectar a la velocidad de descarga del software.

Para revisar esto, accede a las preferencias del programa, pincha sobre la pestaña conexión y comprueba el puerto que aparece en la opción Puerto utilizado para conexiones entrantes. Una vez que tengas claro el puerto que está utilizando el software, accede a la configuración del router y ábrelo para que no existan problemas.

Además, aprovecha que estás dentro de esta pestaña y asegúrate que en el apartado servidor proxy tengas elegido ninguno (salvo que estés utilizando uno, claro).

Actualizar Windows 10

No es la primera vez que vemos cómo una actualización en el sistema operativo de Microsoft hace que de buenas a primeras nos encontremos con ciertos problemas al hacer uso de uTorrent. Por lo tanto, es recomendable comprobar si recientemente se nos ha instalado algún parche o actualización de Windows 10. En ese caso, puede que sea esta la causa de nuestro problemas y de ahí que tengamos que decidir si esperar a que el problema se solucione con una siguiente actualización o probar a volver a la versión anterior con la que todo funcionaba perfectamente.

Nueva cuenta de usuario y borrar datos

Como última alternativa, o penúltima mejor dicho, tenemos la de crear una nueva cuenta de usuario. Un usuario corrupto puede ocasionarnos problemas con ciertas aplicaciones. Por lo tanto, podemos probar a borrar los datos de usuario temporales o de configuración, ya que estos se pueden dañar y provocar ciertos problemas en el uso de aplicaciones en el equipo.

Para ello, lo que tenemos que hacer es abrir un explorador de archivos de Windows 10 y navegar hasta la carpeta donde se guardan los datos y configuración de usuario de uTorrent dentro de AppData. Una vez ahí, borramos todos los archivos de la carpeta y a continuación, reiniciamos el ordenador y volvemos a abrir uTorrent.

Otra opción es crear una nueva cuenta de usuario y comprobar si el cliente funciona correctamente de esta manera.

Si aún así sigue sin funcionar…

Ahora sí, la más drástica y por eso la dejamos para la última, sería reinstalar y volver a instalar el cliente en nuestro equipo. Por lo tanto, lo mejor será que hagamos una desinstalación completa de uTorrent, tratando no dejar rastro del programa y a continuación, desde la web oficial del cliente descargar la última versión estable de la aplicación y proceder con su instalación y configuración.